Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

La cirugía estética, mejor sin humos (I)

La-cirugía-estética,-mejor-sin-humos-(I)Si vas a someterte a una intervención de cirugía estética y fumas, el contenido de este artículo te interesa doblemente: después de leerlo sabrás por qué debes dejar de fumar y cómo hacerlo.

¿Por qué dejar de fumar?

Sencillo, porque el tabaco dificulta considerablemente la cicatrización y aumenta los riesgos de infecciones postoperatorias.

¿Cómo dejar de fumar?

Complicado pero no imposible. Desde este espacio te daremos algunos consejos que deberían ayudarte a dejar el tabaco.

Lo ideal sería llegar a la intervención quirúrgica después de, al menos, dos semanas sin tabaco.

Preparando el camino

Mientras llega el gran día, ése en el que ya no fumarás, vete adaptando tu entorno a tus intereses. A continuación, te aconsejamos algunas medidas que tal vez te ayuden, o te inspiren para adoptar otras:

  • Comunica tu decisión de dejar el tabaco a familiares, compañeros de trabajo y amigos. Pídeles que, si no te apoyan, tampoco te pongan las cosas más difíciles.
  • Deshazte de los ceniceros, los encendedores, las pitilleras y cuantos objetos relacionados con el tabaco tengas a tu alrededor.
  • Si la tapicería de tu coche o de tu sofá huele a tabaco, límpiala a fondo.
  • Hazte una limpieza dental, recuerda que una de las ventajas de dejar de fumar es la recuperación del paladar: dentro de nada, además de estar en condiciones de afrontar con mayores probabilidades de éxito la operación de cirugía estética que precisas, volverás a disfrutar de los sabores.

Adquiere costumbres que te ayuden a vivir sin tabaco, por ejemplo:

  • Introduz algunas modificaciones en tu rutina diaria, evitando todas aquellas situaciones que relacionas con un cigarrillo.
  • Al levantarte de la cama, al intentar concentrarte en el trabajo o ante una situación de tensión emocional, en definitiva, en esos instantes en los que más añoras el cigarrillo, haz varias inspiraciones profundas, siente el aire en los pulmones y retenlo al máximo, después suéltalo suavemente.
  • Evita entrar en situaciones de tensión, mantente lo más relajado posible.
  • Si echas de menos tener algo en la boca, mastica chicle o bebe agua, esto te ayudará también a controlar el temido aumento de peso experimentado por la mayoría de los exfumadores al dejar el tabaco.
  • Haz algún tipo de ejercicio (caminar, andar en bicicleta, etc.).

Y sobre todo, recuerda que lo más importante para logar tu objetivo es la motivación, y tú la tienes: acceder a la cirugía estética en condiciones óptimas.

En una segunda entrega, te explicaremos cómo evitar las molestias propias de la abstinencia del tabaco, y cómo vencer la tentación y la recaída.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, o llama al 915 54 09 24.

 

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *