Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Los biopolímeros y sus muchos peligros

Biopolímeros

En innumerables ocasiones el cirujano puede creer que hay temas sobre los que ya está todo escrito, que no merece la pena insistir, que la gente ya sabe y se va a cansar… error. La práctica diaria, que tanto enseña, nos demuestra una y otra vez que la tarea de concienciación es interminable. Lo dicho vale para muchas cosas, pero aquí queremos volver sobre los biopolímeros y sus muchos peligros.

Sólo por si nos lee alguien que no sepa exactamente qué son los biopolímeros, recordemos que esa palabra es otra manera de mentar al aceite de silicona (polimetilsiloxano), también conocido como silicona líquida. Y que esel relleno que más se ha utilizado en la historia de la medicina estética.

Desde luego, los biopolímeros están ahora prohibidos, aunque en algunas partes del mundo los más desaprensivos siguen usándolos, deben pensar que su bajo coste es contrapartida suficiente a su alta toxicidad y el riesgo que suponen para la salud. Una temeridad: no hace falta ser un experto para conocer las consecuencias, terribles e incluso mortales, del uso de biopolímeros en rostro, labios, glúteos y mamas.

Su infiltración, un acto de irresponsabilidad o de ignorancia, insistimos, puede producir reacciones inflamatorias en el organismo, los llamados granulomas; o moverse, migrar desde el sitio donde fueron colocados a los lugares más insospechados, causando muchas complicaciones. Por no hablar de otras consecuencias que algunos considerarán menores, pero que son nefastas: alergias, fibrosis, lesiones… en fin, un largo, antiestético y doloroso etcétera.

¿Cómo puede aquel al que le han implantado biopolímeros percatarse del error?

Lamentablemente, no es difícil porque esa sustancia dañina, extraña al organismo, produce inflamación, irregularidades en la piel, necrosis… no queremos extendernos, pero sí señalar que tras una intervención negligente hay síntomas reveladores que ninguna persona debe desoír.

Hecho el mal, hay que ponerle remedio. Sabiendo, eso sí, que su extracción es muy difícil, porque no hablamos de una prótesis que se puede sacar como si tal cosa: hablamos de algo lábil, que se mueve, que se infiltra en el tejido.

Hablamos, pues, de una cirugía secundaria en la que realizaremos la mayor remoción posible del biopolímero sin sacrificar en demasía los tejidos circundantes.

Porque no es una intervención sencilla, el cirujano debe tener gran experiencia y habilidad quirúrgica, así como amplios conocimientos anatómicos para poder realizar estas cirugías secundarias tan complejas.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

 

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *