Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Gareth Bale y Dani Alves, otoplastias de primera

Otoplastia Gareth Bale

“Pareces un coche con las puertas abiertas”, “Tienes unas orejas que ríete tú de la Copa de Champions”, “Dumbo, a tu lado, un aprendiz”… ¿Qué niño con las orejas prominentes no ha sufrido las burlas de sus compañeros? Y sin embargo, ése es un problema que tiene solución.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) define otoplastia como la cirugía que se realiza para reposicionar las “orejas de soplillo” a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes.

No es una cirugía que se realice habitualmente en personas mayores, lo normal es que quienes se someten a ella sean niños de entre 4 y 14 años. Ello es así porque a los 4 años las orejas han alcanzado ya su tamaño adulto, y si resulta evidente que son una fuente de problemas, lo mejor es intervenirlas cuanto antes para evitarle al pequeño el mal trago de ser objeto de bromas.

Sin embargo, no es infrecuente que quien por razones económicas, o porque nunca lo consideró un problema hasta que empezó a ser más consciente de su apariencia física, no pasó por quirófano en edad alevín lo haga cuando ya tiene ficha profesional.

Estamos pensando en dos jugadores de fútbol que se han sometido a sendas otoplastias: Dani Alves y Gareth Bale.

otoplastia alves

Alves llegó al Sevilla CF procedente de su Brasil natal en 2003, y allí jugó sin que al parecer sus orejas supusieran problema alguno. En julio del 2008 fue traspasado al FC Barcelona y un año más tarde pasó por quirófano. Tenía 26 años.

Menos información tenemos sobre la otoplastia a la que se sometió Gareth Bale, el ciclón galés del Real Madrid, aunque basta ver fotos del antes y el después para confirmar que, en efecto, pasó por quirófano para arreglarse unas orejas que sin duda le debieron causar muchos problemas.

Dicho lo cual, y por volver a asuntos más concretos y prácticos, recordemos con la SECPRE que la mayoría de los cirujanos plásticos recomiendan a los padres observar el comportamiento del niño en relación a sus orejas prominentes, y que no se debe insistir en la cirugía hasta que el niño así lo desee porque la experiencia demuestra que los niños que quieren operarse cooperan más.

Y por último, una advertencia de sentido común: como ocurre en otras intervenciones, podemos garantizar que la otoplastia tendrá como resultado una gran mejoría, pero no la perfección total, no una simetría exacta y por ello poco natural.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *