Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Mario Vaquerizo declara ser más feliz gracias a la cirugía estética

mario-vaquerizo-cirugia-antes-despues

“La cirugía estética me ha salvado la vida, porque he tenido muchos complejos —ha declarado Mario Vaquerizo—. Hay gente que se conforma con lo que le han dado, pero yo no”. Así de contundente se mostraba Mario Vaquerizo al ser cuestionado por sus operaciones de estética.

En decenas de ocasiones traemos a estas páginas (online, pero páginas al fin y al cabo) a famosos que evidentemente se han sometido a intervenciones de cirugía estética pero que se niegan a reconocerlo. Y no porque el resultado haya sido malo, sino simplemente porque prefieren no hablar de ello o, más sorprendentemente, porque prefieren hacernos creer que no se han hecho nada. De nada.

Y lo que en el mundo mundial es una tendencia apenas rota por las hermanas Kardashian, que más pecan de lo contrario, de exhibicionismo, es también válido en nuestro país donde, por lo general, si alguien conocido reconoce que ha pasado por quirófano es porque resulta demasiado obvio… o porque saca dinero de alardear de su transformación.

Pero hemos de reconocer que también hay quien lo afronta con total naturalidad, y expresa públicamente su reconocimiento a una especialidad médico-quirúrgica que, en ocasiones y como por aquí comentamos con frecuencia, tiene efectos no sólo físicos, también psicológicos.

Mario Vaquerizo, a quien su físico le acomplejaba, tenía defectos, que “gracias al avance de la ciencia” ha “podido paliar. No abogo por nada sino por la felicidad de las personas. Si está a mi alcance no voy a ser peor que el que no lo hace. Cuando me dicen que no se nota quiero que se note, que para eso me he operado”, declaró a la revista Semana.

Habrá quien piense que hablar de la cirugía estética como una “práctica médica portadora de felicidad” para las personas es un exceso, perdonable en un personaje estrepitoso como Vaquerizo, pero un exceso.

Sin embargo, quienes a ella nos dedicamos sabemos que no exagera. Sin duda, corregir un defecto que atormenta, librarse de un complejo que avergüenza, puede mejorar la calidad de ánimo y vida de quienes a nosotros se acercan. Y el alivio y la alegría que vemos en muchos de nuestros pacientes se parecen mucho a la felicidad, que desde luego no depende sólo del bisturí, pero que puede ser potenciada por una intervención médica.

No sabemos si la cirugía estética, como dice Mario Vaquerizo, salva vidas. Pero estamos convencidos, lo comprobamos todos los días, de que las mejora.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *