Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Cuatro estiramientos para relajar los gemelos

Cuatro estiramientos para relajar los gemelos

Los llamamos “los gemelos” porque parecen dos iguales, aunque en realidad es sólo uno, eso sí, separado en dos mitades casi idénticas. Quizá también porque su nombre verdadero, gastrocnemio (musculus gastrocnemius), es raro y complicado, por lo que simplificar su denominación se nos antoja una medida sensata.

En la vida cotidiana, las menciones a los gemelos suelen estar relacionadas con los problemas que generan cuando están muy tensos, con contracturas que curiosamente sufren tanto quienes hacen deporte como quienes llevan una vida sedentaria.

¿Cómo relajarlos?

En este caso, como en el de otros músculos (abductores, isquiotibiales, bíceps femoral) existe la posibilidad de realizar estiramientos que, convertidos en rutina, pueden contribuir a evitar esa incómoda y dolorosa tensión.

1 – Lo más sencillo es colocarse frente a una pared, apoyar los antebrazos, descansar la cabeza en ellos, situar los pies a unos 70 centímetros (dependiendo de la altura de cada uno) manteniendo siempre las plantas pegadas al suelo. Entonces, bajaremos ligeramente las caderas, flexionaremos un poco una pierna y estiraremos los gemelos de la otra. Y al cabo de unos segundos, cambiaremos de pierna.

2 – También se puede hacer, aunque exige más flexibilidad y equilibrio, permaneciendo de pie, separando ligeramente las piernas y agarrándonos con la mano derecha la punta del pie izquierdo mientras mantenemos la pierna contraria ligeramente flexionada; y cambiando luego a mano izquierda y pie derecho.

3 – Otra posibilidad es servirse de un bordillo o de un peldaño en el que ponemos la punta del pie mientras tiramos del talón hacia abajo.

4 – Por último, podemos proceder a estirar los gemelos poniéndonos de puntillas y bajando el talón un número limitado de veces (por ejemplo, en tres tandas de cinco estiramientos).

Un último consejo. Aunque los no deportistas tienden a hacer estos ejercicios (y otros de los que hablaremos en futuras ocasiones) sólo cuando sufren una contractura, lo ideal es realizarlos de manera regular, incorporarlos a una rutina que sólo nos robará unos minutos cada día pero que contribuirá a mejorar nuestro tono muscular.

En nuestra práctica médica oímos hablar de ellos con cierta frecuencia, puesto que no son pocos los pacientes, hombres y mujeres, que desean cambiar la forma de sus piernas, de sus pantorrillas. Y para ellos existe la posibilidad de aumentar el tamaño de los gemelos mediante el implante de una prótesis adecuada.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *