Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Posición y forma ideal del ombligo

posicion-y-forma-ideal-del-ombligo

La pregunta os puede parecer ociosa: ¿dónde tiene que estar el ombligo? «¡Pues dónde va a ser! —podrías responderme—. ¡Exactamente donde está!». Y sin embargo, la respuesta no es tan obvia.

Hace unos meses, los doctores Giuseppe Visconti, Emiliano Visconti, Lorenzo Bonomo y Marzia Salgarello publicaron un trabajo en la revista científica Aesthetic Plastic Surgery en el que tras algunas consideraciones sobre el papel del ombligo en las sociedades occidentales, donde cada vez es más frecuente que las mujeres (y los hombres, ojo, aunque el de ellos no parece preocuparles) lo enseñen, apuntaban que precisamente porque se ve más, hay un interés creciente por su forma y posición, algo que hasta hace nada no preocupaba a casi nadie.

A renglón seguido, explicaban que esa constatación les había llevado a estudiar y clasificar el ombligo de 81 súper modelos (no en persona, sino gracias a fotos en las que aparecían en bikini), y a completar ese trabajo primero con una suerte de encuesta on line en la que preguntaron a 1.682 personas por su tipo de ombligo favorito.

El resultado de tanta pasión investigadora fue localizar la posición y forma ideales. La forma más valorada fue el óvalo vertical con capucha superior (82%); y las menos apreciadas, el óvalo horizontal (29%) y la forma saliente (47%).

¿De qué nos sirve a nosotros, en la práctica médica diaria, estar al tanto de todo esto?

Pues de mucho, teniendo en cuenta que en nuestras clínicas son habituales las umbilicoplastias (o cirugía del ombligo, intervención que nos permite corregir defectos o deformidades del ombligo) y más aún las abdominoplastias.

Recordemos que la abdominoplastia, también llamada dermolipectomía, es la técnica quirúrgica con la que reconstruimos los tejidos de la pared abdominal deteriorados y distendidos como consecuencia de los embarazos, la pérdida de peso, la edad o algunas enfermedades. Es decir, se trata de una cirugía indicada para aquellas personas que tienen flacidez en los tejidos abdominales y, por tanto, un abdomen abultado y colgante.

Lógicamente, al tocar esa zona «movemos» el ombligo, y más nos vale situarlo donde debe estar, porque pocas cosas hay más antiestéticas que un ombligo desubicado.

Ya veis que el ejercicio de ombliguismo estaba plenamente justificado. Y, hablando de ombligos, hay otras formas de mejorar el aspecto de la zona abdominal, que son buenas alternativas a la cirugía: por ejemplo, la marcación abdominal por ultrasonidos.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *