Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Segunda oportunidad para “levantar” los glúteos

Gluteoplastia Secundaria

Hablamos de cirugía “secundaria”, concretamente de una operación de glúteos que deriva de otra “operación primaria” o es consecuencia de ella: por malos resultados, efectos secundarios o mala praxis. Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Pero también es cierto que en muchas ocasiones, podemos corregir nuestros errores, o los errores ajenos, porque la vida nos ofrece una segunda oportunidad.

La vida y la ciencia, hemos de añadir. Y en nuestro territorio profesional, esa segunda oportunidad tiene denominación propia: secundaria. Cuando hablamos de cirugía secundaria, podemos referirnos a una intervención cualquiera: abdominoplastia, liposucción, rinoplastia, otoplastia, blefaroplastia, gluteoplastia… la que sea, y le añadimos el calificativo «secundaria» porque se trata de una segunda operación.

Hemos mencionado la gluteoplastia secundaria, es decir, la remodelación quirúrgica de los glúteos en segunda instancia, una cirugía plástica en la que acumulamos experiencia y que ofrece muy buenos resultados siempre y cuando, la salvedad es importante, sea realizada por un cirujano cualificado, utilizando las técnicas y los implantes adecuados.

Lamentablemente, a veces piden orientación y consejo personas que han pasado ya por quirófano y a las que le han colocado la prótesis delante del músculo glúteo mayor, directamente debajo de la piel o a las que han implantado prótesis no específicas para glúteos (por ejemplo, implantes mamarios);  personas que han cicatrizado mal, y no necesariamente por razones atribuibles a su propia capacidad de cicatrizar.

En fin, no queremos hacer una nómina exhaustiva de las razones que pueden impulsar a alguien a acudir a nosotros para corregir lo que una primera intervención no mejoró, o directamente empeoró. Porque lo importante es saber que podemos proceder a una gluteoplastia secundaria ya que somos expertos en este tipo de intervenciones, que en principio tienen las mismas características y complicaciones que una gluteoplastia primaria pero con una salvedad nada menor: como se trata de tejidos ya intervenidos, están fibrosados, presentan cicatrices y no muestran su anatomía original. Todo lo cual nos exige una habilidad muy superior a la que se necesita para afrontar la operación primera.

Resumiendo: lo mejor es, indudablemente, obtener los resultados deseados sin necesidad de volver al quirófano. Pero si no se consiguen, existe la posibilidad de intentarlo de nuevo. Eso sí, sabiendo que la segunda tiene que ser la vencida porque difícilmente habrá una tercera. El paciente que llega a consulta se sometió a una intervención inicial que, por las razones que sean, y que pueden ir desde pura mala suerte al error médico, pasando por la utilización de materiales inadecuados, no acabó como se deseaba. Y hay que intervenir de nuevo, sabiendo que esta vez sí, estamos ante la prueba definitiva.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *