Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

En qué consiste una Blefaroplastia

 

En qué consiste una Blefaroplastia

La cirugía de párpados o Blefaroplastia es una de las cirugías estéticas cuya demanda más ha crecido en nuestro país, situándose entre las cinco primeras de la lista de operaciones que más se realizan, según SECPRE.

El objetivo de esta intervención quirúrgica es devolver a la mirada un aspecto más juvenil, eliminando esas indeseadas bolsas que se forman tanto en el párpado como bajo los ojos y que representan una de las manifestaciones más frecuentes de la edad. Los párpados superiores comienzan a caerse y en los párpados inferiores se hinchan, dando como resultado un envejecimiento del rostro.

La Blefaroplastia sirve por tanto para eliminar el exceso de piel y de grasa en los párpados, y puede mejorar problemas de visión en casos con un exceso importante de piel flácida sobre los ojos.

No solo rejuvenece la mirada, sino que le aporta brillo y luz, ofreciendo resultados muy visibles y satisfactorios en una zona muy expuesta.

Es fundamental elegir la clínica adecuada y un cirujano especialista y de confianza, que nos haga comprender todo el proceso de la operación y los resultados objetivos que se pueden conseguir.

Causas del envejecimiento de la mirada

Son muy diversos los factores que pueden provocar este descolgamiento del párpado y la formación de bolsas, como una mala alimentación y falta de descanso, que derivan en retención de líquidos y acumulación de grasa. También es muy relevante el factor genético, contra el que es más difícil luchar.

Los pacientes que se someten a esta operación suelen ser mayores de 35 años, si bien cada persona es diferente, y ya sea por el factor genético que comentábamos, o por los malos hábitos alimentarios y de sueño, la edad de las personas que deciden someterse a esta intervención puede bajar significativamente.

Intervención de cirugía estética de párpados

En primer lugar se determinará si la intervención se realizará en el párpado superior, el inferior, o en ambos. Se suele utilizar anestesia local y sedación suave, y tendrá una duración de entre 30 minutos y hora y media, dependiendo de si se actúa o no en ambos párpados.

El procedimiento se lleva a cabo mediante una incisión sobre la línea natural del párpado, en el caso del superior, quedando de este modo oculta, o justo en la línea bajo las pestañas si se trata del párpado inferior.

A través de la incisión se elimina la grasa acumulada, y si es necesario se retira el exceso de piel, cerrando posteriormente las incisiones realizadas mediante precisos puntos de sutura.

Postoperatorio

Es una zona en la que hay que tener especial cuidado y seguir las indicaciones del cirujano tras la operación, para no dañar los ojos y que en ningún momento la visión se vea comprometida.

Para bajar la hinchazón y disminuir los moratones, se aconseja aplicar frío y tomar antiinflamatorios. También puede recomendarse el uso de pomadas o colirios, dependiendo del caso. El paciente recibirá el alta hospitalaria pasadas 3 horas aproximadamente y se le retirarán los puntos al tercer o cuarto día tras la intervención.

En las primeras semanas posteriores a la operación, probablemente existirán molestias, como sequedad y sensación de tirantez, aunque de media solamente será necesaria una semana de reposo antes de poder reincorporarse al puesto de trabajo o las actividades cotidianas.

No es recomendable el uso de lentillas hasta pasados al menos 15 días, ni la exposición al sol.

Los resultados de la blefaroplastia son duraderos y efectivos, y las cicatrices se irán haciendo cada vez menos visibles hasta ser prácticamente imperceptibles.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *