Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Cirugía de nariz; Rinoplastia abierta o cerrada

Cirugía de nariz; Rinoplastia abierta o cerrada

La Rinoplastia o cirugía de nariz es una de las más populares no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. El paciente de esta operación busca corregir o mejorar la apariencia de su nariz, ya sea adecuando su tamaño al rostro para que resulte más armonioso, corrigiendo posibles desviaciones, o eliminando gibas en el tabique nasal. Muchos pacientes también deciden realizarse esta intervención para solucionar problemas respiratorios y no sólo estéticos.

Corresponderá al cirujano recomendar la técnica más conveniente a la hora de enfrentarse a una rinoplastia, estudiando previamente el caso del paciente. La distinción entre rinoplastia abierta y cerrada viene definida por la forma en la que se accede al interior de la nariz. Elegir entre una técnica u otra vendrá determinado por el estudio previo que se realice al paciente, sus necesidades y sus objetivos.

Rinoplastia abierta

En la Rinoplastia abierta se realiza una pequeña incisión en la base de la nariz y se levanta la piel que separa los dos orificios nasales (columela), lo que permite el acceso al cartílago y al hueso.

Será necesario utilizar esta técnica en casos complejos o segundas operaciones, si bien no comporta riesgos añadidos. El corte realizado en la columela dejará una pequeña cicatriz apenas perceptible, quedando escondida en la línea que une la base de la nariz con el labio.

El tipo de incisión facilita el acceso y por tanto el trabajo del cirujano, proporcionando una mejor visión de la zona y una mayor libertad de movimientos. En casos de intervenciones largas, puede recomendarse utilizar anestesia general.

Rinoplastia cerrada

En la Rinoplastia cerrada, también llamada cirugía endonasal, la incisión se realiza desde el interior de las fosas nasales, por lo que la visibilidad que obtiene el cirujano sobre el área de trabajo es menor. Es por ello que se recomienda para casos no muy complejos, en los que es suficiente con moldear el interior de la nariz.

La principal ventaja de esta técnica es que no deja cicatrices visibles, al realizarse las incisiones en el interior de la nariz. Además es menos invasiva, por lo que la recuperación es más rápida, y se suele realizar con anestesia local más sedación.

Los movimientos del cirujano están más limitados, por lo que su destreza resulta crucial para obtener buenos resultados.

 

La rinoplastia es un procedimiento en el que la habilidad, experiencia y destreza del cirujano plástico, son fundamentales para lograr los objetivos de armonía, belleza y naturalidad en el rostro.

 

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *