Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Otoplastia; la operación para corregir la forma y tamaño de las orejas

Otoplastia; la operación para corregir la forma y tamaño de las orejas

La otoplastia o cirugía de las orejas es una operación estética muy sencilla de aproximadamente una hora de duración, que ofrece unos resultados altamente satisfactorios.

Se consiguen corregir las orejas de soplillo, recolocándolas más cerca de la cabeza; orejas prominentes, reduciendo su tamaño; u otras imperfecciones.

El cirujano plástico debe explicar todo el procedimiento al paciente antes de la intervención, así como la técnica a utilizar, los posibles resultados, y el grado de mejoría que se puede conseguir.

Otoplastia en niños

Es una de las intervenciones más demandadas en nuestro país, también entre los más jóvenes, ya que a partir de los 4 años de edad se considera que las orejas han terminado de crecer y muchos padres optan por corregir su posición antes de que puedan crear algún tipo de ansiedad o problema psicológico al niño.

Además, se trata de una operación sin apenas riesgos, ni para niños ni para adultos.

Es recomendable  observar si el niño se siente incómodo con sus orejas, y proceder a la operación si el niño lo pide, directa o indirectamente.

Procedimiento

La intervención se llevará a cabo con anestesia general en el caso de niños muy pequeños, y con anestesia local combinada con sedación en el resto de casos.

La otoplastia se realiza mediante una incisión que dejará el cartílago visible en la parte anterior de la oreja, de manera que éste se podrá moldear, esculpir y doblar, hasta que se obtenga la forma deseada.

Después se realiza otro pequeño corte en la parte posterior para retirar piel sobrante y eliminar el cartílago de la concha, lo que proporcionará una oreja más próxima a la cabeza, y cuya sutura será apenas perceptible debido a su localización.

Se recomienda operar siempre las dos orejas para garantizar la simetría, aunque aparentemente sólo haya que corregir una de ellas.

Postoperatorio

La recuperación tras una cirugía de orejas es llevadera y rápida; en términos generales, los adultos pueden volver a su actividad normal a los cinco días, y los niños al colegio en siete, si bien deberán evitarse actividades que puedan afectar a las orejas durante al menos un mes.

El vendaje se retira entre uno y tres días después de la operación, y se recomienda una medicación suave durante los primeros días para aliviar el dolor.

Riesgos

Las complicaciones asociadas a esta cirugía son pocas e infrecuentes, siempre que se realice por un cirujano plástico cualificado. Entre estas posibles complicaciones se encuentra el riesgo de desarrollar hematomas, que se disolverán por si mismos o realizando una pequeña incisión para su drenaje; en menor medida, infecciones del cartílago, que se tratarán con antibióticos; o en muy raras ocasiones pueden producirse cicatrices queloides o alteraciones de sensibilidad.

Si tienes previsto someterte a una otoplastia, elige a un cirujano plástico experimentado y de confianza, y discute con él todos los pormenores de la operación, resultados y postoperatorio.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *