Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Hábitos perjudiciales para nuestra piel

Hábitos perjudiciales para nuestra piel

Muchas veces nos preocupamos más de qué productos utilizar para conseguir una piel tersa, luminosa y sin arrugas, que de qué hábitos debemos corregir o suprimir para lograrlo. Y no se trata de que las cremas, serum, etc, no sean efectivos, sino de que podemos evitar al máximo perjudicarla, acción que combinada con un buen cuidado, dará unos resultados mucho más satisfactorios.

Es cierto que hay factores que inciden en el estado de nuestra piel, como la edad, el clima, o factores genéticos, y en ocasiones recurriremos a procedimientos estéticos para conseguir rejuvenecer nuestra piel. Especialmente después de someternos a este tipo de tratamientos, debemos evitar aquellos hábitos perjudiciales, para prolongar sus resultados lo más posible en el tiempo.

Malo hábitos para la piel

*No desmaquillarse. Antes de irse a la cama es importante desmaquillarse correctamente para que la piel respire. Incluso si no nos maquillamos, la piel se llena de impurezas al o largo del día, pero también durante la noche, por lo que es necesario limpiar bien el rostro acostarse y al levantarse para destaponar los poros, evitando así la aparición de granos e imperfecciones.

*Exposición al sol sin protección. Debemos acostumbrarnos a utilizar protección solar a diario, especialmente en la cara y sobre todo en verano, aunque no está de más utilizarla durante todo el año. Los rayos solares pueden provocar antiestéticas manchas y son la principal causa de envejecimiento prematuro de la piel, que se traduce en arrugas. En el peor de los casos, un exceso de sol puede producir cáncer de piel.

*Mala alimentación. Es la causante de muchas dolencias, así que nos conviene adoptar hábitos dietéticos y nutricionales saludables. La piel necesita vitaminas y nutrientes para estar sana y luminosa. Encontraremos estos nutrientes principalmente en frutas y verduras. Por supuesto hay que evitar la llamada comida basura por su alto contenido en grasas y azúcares.

Incluiremos en nuestra dieta saludable el consumo de un par de litros de agua al día, necesaria y fundamental para que nuestra piel esté hidratada.

*Tabaco y alcohol. Las toxinas presentes en el tabaco matan las células de la piel, favoreciendo el envejecimiento de la misma. Un exceso en el consumo de bebidas alcohólicas puede tener las mismas consecuencias, al provocar la deshidratación de la piel y la aparición de arrugas.

Tal y como hemos indicado, la mejor bebida para cuidar nuestra piel es el agua, por lo que lo mejor es evitar refrescos u otras bebidas.

*Otros hábitos perjudiciales son una exfoliación exagerada, dormir pocas horas, tocarse granitos o imperfecciones, maquillarse sin haber limpiado la brocha que vayamos a utilizar, utilizar cremas inapropiadas o cambiar de productos con mucha frecuencia, o bañarse con agua demasiado caliente.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *