Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Cirugía secundaria y reparadora

Cirugía secundaria y reparadora

Aquellos que recurren a una cirugía secundaria son pacientes que no han quedado satisfechos con los resultados de su operación estética y que buscan reparar daños o mejorar su aspecto sometiéndose a una nueva intervención.

Desgraciadamente, son muchas las personas que se ven abocadas a realizar una segunda operación por haberse puesto en manos de cirujanos que no poseen la formación, habilidad y experiencia necesarias. Especialmente con el auge de las clínicas de cirugía estética llamadas “low cost”, cada vez son más los casos de pacientes descontentos con los resultados de su operación.

Los errores en las intervenciones pueden reducirse en gran medida acudiendo a cirujanos especialistas que realicen una valoración detallada y personalizada de cada caso. Es fundamental realizar una entrevista previa a cada operación para conocer las expectativas del paciente y determinar si se corresponden con resultados alcanzables, así como para conocer todos los detalles de la intervención y de los resultados que se esperan obtener de forma objetiva.

También encontramos con relativa frecuencia a pacientes que se someten a una cirugía reparadora después de haber sido intervenidos en varias ocasiones de forma consecutiva.

En definitiva, todo aquel paciente que no ha quedado satisfecho es un candidato potencial para una cirugía secundaria. Sin embargo, no solo son pacientes insatisfechos los que deciden pasar por quirófano una segunda vez; algunos deciden someterse a una misma operación con el paso el tiempo para mantener sus resultados, como en el caso del lifting o la blefaroplastia.

Para llevar a cabo una cirugía secundaria se precisa la habilidad de un cirujano experto en cirugía plástica, estética y reparadora, ya que su complejidad es mayor. El paciente debe tener muy presente que necesita a un profesional cualificado. Deben analizarse minuciosamente los daños ocasionados y las opciones que hay para repararlos, eligiendo la técnica y el procedimiento más adecuado para cada paciente.

Cada caso es diferente y los resultados obtenidos en un paciente no pueden ser idénticos en otro. De ahí la importancia de personalizar cada intervención para lograr un resultado satisfactorio a largo plazo. El objetivo final no es otro que conseguir que los deseos el paciente se vean reflejaos en los resultados, evitando caer en los errores que produjeron un mal resultado en una intervención previa.

Los casos más comunes de cirugía secundaria son los de rinoplastia y cirugía de mamas, con una mayor incidencia de malos resultados  en operaciones estéticas previas.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *