Inicio »Cirugía Estética Corporal » Abdominoplastia

Abdominoplastia

La dermolipectomía (Abdominoplastia) es la técnica quirúrgica dirigida a la reconstrucción de los tejidos de la pared abdominal, deteriorados y distendidos por embarazos previos, dietas de adelgazamiento, edad, operaciones de reducción de peso, o provocada por enfermedades.

La Abdominoplastia es una cirugía estética indicada en aquellas personas que tienen flacidez en los tejidos abdominales y, por tanto, un abdomen abultado y pendular (colgante).

La duración de la intervención tiene un tiempo aproximado dos horas y media, aunque puede prolongarse teniendo en cuenta que es frecuente asociarlo a otros procesos quirúrgicos como la liposucción de cintura.

+ Sobre la Abdominoplastia

¿Que es dermolipectomía de abdomen (Abdominoplastia)?

Abdominoplastia: Se trata de una técnica quirúrgica dirigida a la reconstrucción de los tejidos de la pared abdominal, deteriorados y distendidos por embarazos previos, dietas de adelgazamiento, edad, operaciones de reducción de peso, enfermedad, etc. Tiene como objetivo lograr un abdomen estético, y firme,  eliminando la piel sobrante y trabajando sobre los músculos.

¿Quien necesita una abdominoplastia?

Este tipo de intervenciones resulta aconsejable en aquellas personas que tienen flacidez en los tejidos abdominales y, por tanto, un abdomen abultado y pendular (colgante). Esta cirugía es muy solicitada por ambos sexos ya que sus resultados son excelentes.

Anestesia

Siempre con anestesia general.

Técnica

Se efectúa un corte que va de un lado a otro de la cadera por encima del monte de Venus; a continuación, se estira la piel existente entre el ombligo y el pubis, se recorta el sobrante y recoloca el ombligo, que previamente se ha separado a través de una incisión en la piel.

Cuando el tejido está despegado, se puede aprovechar para suturar los músculos del abdomen, con el fin de reparar la diástasis o separación muscular producida por las mismas causas que la distensión de la piel (embarazos, dietas, enfermedad, etc.). Al juntarse los músculos de nuevo, se reduce también el contorno de cintura.

Duración de la intervención

La abdominoplastia tiene un aduración de aproximadamente dos horas y media, aunque puede prolongarse teniendo en cuenta que es frecuente asociarlo a otros procesos quirúrgicos como la liposucción de cintura.

Recuperación

El paciente regresa a su habitación, una vez recuperado de la anestesia, con unos drenajes, que se mantienen 4 o 5 días, cuyo fin es evacuar el líquido que elimina la pared despegada. Durante este tiempo, se debe mantener reposo y, posteriormente, a lo largo de un mes, evitar los esfuerzos para preservar la sutura interior de los músculos -que tardan en cicatrizar más que la piel.
Los puntos se retiran en 10 -15 días; pero durante unos meses, el paciente se verá inflamado y con una sensibilidad extraña en la piel del abdomen.
Cualquier paciente que se somete a una dermolipectomía de abdomen, en condiciones normales, podrá reincorporarse a su rutina habitual transcurrido un mes. No obstante, para observar plenamente los resultados de la intervención habrá que esperar un año, tiempo en el que las cicatrices van perdiendo el aspecto rojizo y se disimulan.

¿Qué riesgo se asume en la abdominoplastia?

Hematomas: Es la acumulación anormal de sangre en el área operada. Para evitarlo, se debe realizar una coagulación rigurosa y dejar drenajes. Si el hematoma es grande, se debe volver a intervenir para evacuarlo.
Seromas: Acúmulo de líquido seroso que debe ser evacuado.
Infección: El riesgo de infecciones hoy en día es muy raro, ya que se previenen con la profilaxis antibiótica. Caso de aparecer, y según su grado de intensidad, podrían afectar al aspecto de la cicatriz.
Cicatrices hipertróficas y queloides: La cicatriz puede ser de mala calidad, extremadamente gruesa y lenta para blanquearse (hipertrófica) circunstancia que depende de la naturaleza del paciente y de su edad. El queloide es una enfermedad de la cicatriz, con un crecimiento desmesurado de la misma. En la raza blanca es infrecuente, sin embargo, en la negra no es raro su aparición.
Trombosis venosa profunda: Es la formación de coágulos que circulan libremente y taponan la circulación sanguínea en el pulmón -embolia pulmonar-. Su aparición es muy esporádica.
Embolia grasa: Es la interrupción de la circulación sanguínea en el pulmón, producida por grasa que se introduce accidentalmente en los vasos sanguíneos. Su incidencia es bajísima.
Insuficiencia respiratoria por compresión abdominal: al utilizarse tras la intervención prendas elásticas (fajas) demasiado ajustadas.
Hiperpigmentación de las cicatrices: Se produce bien por la propia naturaleza del paciente, por exposición prematura al sol, o por ingesta de algunos medicamentos. Su tratamiento consiste en la aplicación de cremas, peeling o láser despigmentante.

Consejos

Con el fin de evitar un exceso de sangrado, resulta aconsejable la supresión de la ingesta de ácido acetil salicílico (Aspirinas) o de antinflamatorios, con una semana de antelación.
Es necesario, además, ingresar en ayunas de sólidos y líquidos; precepto que se deberá aplicar mínimo seis horas antes de la hora indicada para entrar en el hospital.
En este tipo de intervención está aconsejado el drenaje linfático para aliviar la inflamación en la zona.

Preguntas mas frecuentes

¿Es igual una dermolipectomía y una lipoaspiración?
Los problemas que soluciona una dermolipectomía no los remedia una liposucción, ya que son intervenciones diferentes; en la primera se corta la piel y en la segunda se aspira la grasa.

¿Porqué es necesaria la dermolipectomía cuando hay un excedente de piel?
La flacidez no se soluciona con una liposucción. Es necesario retirar el excedente de piel y devolver la tensión a la zona. Esto se consigue con la dermolipectomía.

¿Se eliminan las estrías con la dermolipectomía?
La piel queda tersa pero no desaparecen las estrías; sólo se eliminan aquellas que quedan en el trozo de piel resecado.

¿Se puede asociar dermolipectomía y lipoaspiración?
Si, en la mayoría de los casos conviene asociar la dermolipectomía de abdomen a la liposucción de cintura, consiguiendo así un resultado óptimo.