Inicio »Cirugía Estética Corporal » Mamas » Contractura Capsular

Contractura capsular

La contractura capsular  es la complicación más frecuente en las intervenciones de implantes mamarios. No es un rechazo a la prótesis, sino una reacción cicatrizal anómala alrededor del implante que hace que la mama se vuelva dura a la palpación y a veces dolorosa al tacto.

Nuestro organismo ante la presencia de un cuerpo extraño reacciona formando una cicatriz a su alrededor a modo de cápsula, que lo aisla y nos protege de los posibles efectos nocivos para la salud. En todos los casos de implantes mamarios se forma una capsula cicatrizal que envuelve la prótesis, y suele ser de menos de un milimetro de espesor. Al ser tan fina el tacto de la prótesis es similar al tacto natural de la mama.

+ Info sobre la contractura capsular

¿Porqué se produce la contractura capsular?

No se sabe exactamente porqué se origina, la realidad es que en determinados casos la reacción cicatrizal es muy enérgica y la cápsula se contrae y adquiere un espesor de varios milímetros. De esta marera deforma el implante haciendo que pierda su tacto natural, llegando provocar dolor en los casos mas avanzados. 
Está comprobado que los implantes situados detrás del músculo  pectoral mayor tienen menor número de contracturas capsulares.

¿Cuando se detecta una contractura capsular?

Es fácil de adivinar que no vamos a encontrar sus sintomas inmediatamente después de la cirugía, aparecerán a partir de la tercera semana, ya que ha de transcurrir el tiempo necesario para producir esa cicatriz gruesa alrededor del implante.

Los sintomas

Aunque a veces afecta a ambos implantes lo habitual es que la contracción se produzca en uno de los dos pechos. Este se endurece y eleva, quedando deformado con un aspecto antinatural. Así, si se mira de frente se observa que está situado tres o cuatro centimetros mas alto, y si se mira de perfil su silueta sobresale sobre el del lado sano. En los casos mas graves la contractura es dolorosa al explorar la mama, o de manera permanente durante todo el día obligando a la paciente a la ingesta de analgésicos.

Movilización de la prótesis mamaria

En algunos  casos es posible resolver este problema mediante manipulación. Un cirujano experto puede provocar la rotura de la cápsula provocando la ampliación del bolsillo que aloja el implante, devolviendo movilidad y suavidad al tacto de la mama. Sin embargo la cápsula dura y gruesa no se elimina siendo inútil en los casos mas graves, además se corre el riesgo de dañar la prótesis.

La intervención

Para ella se utiliza la via de abordaje o cicatriz anterior ya sea  periareolar o submamaria, sin embargo es muy difícil realizarla por la via axilar. Existen dos técnicas:
La capsulotomia.- Que consiste en romper la capsula con el bisturí y ampliar el bolsillo. En la clínica  se ha descartado este método ya que la capsula gruesa permanece y se ha constatado que aumenta el número de recidivas.
La capsulectomia.- En la que se diseca la cápsula y se separa del tejido mamario, permitiendo su extracción. Es la mejor opción ya que tras la intervención el pecho queda sin vestigios de la complicación sufrida y el índice de contractura posterior disminuye notablemente. Siempre se dejan drenajes para evacuar la sangre que se pueda acumular dentro del bolsillo.

La anestesia

Anestesia general y solo en los casos excepcionales en los que se utiliza capsulotomia se realiza anestesia local asistida con sedación.

Los resultados

En la mayoría de los casos esta cirugía es eficaz, aunque a veces es necesaria repetirla para conseguir un resultado satisfactorio.