Lifting Cérvico Facial

El Lifting Cervico-Facial es una intervención quirúrgica que consiste en remodelar los tejidos del rostro contrarestando los efectos producidos por el paso del tiempo. Para lograr resultados estéticos óptimos, el cirujano actúa tanto sobre la piel, como en los tejidos profundos.

Lifting Cervico-Facial

Esta intervención está indicada en todo hombre o mujer que presente una pérdida de elasticidad cutánea, flaccidez, y arrugas en zonas determinadas de la cara.

Dependiendo del tipo de operación que se necesite, el lifting abarca un espectro muy amplio de pacientes: desde aquellos que cumplen 35/40 años y quieren recuperar el tono de la piel (llamados lifting de fin de semana), a las personas más mayores que solicitan un lifting completo porque el envejecimiento afecta a los tres tercios del rostro.

+ Sobre el Lifting Cervico-Facial

¿Qué es un lifting facial o ritidectomía?

La cirugía estética o ritidectomía, es una intervención que consiste en remodelar los tejidos del rostro , eliminando la peil sobrante y músculos , y así evitar los efectos del envejecimiento natural.
El cirujano para lograr resultados más duraderos y estéticos, actúa en la piel y en los tejidos profundos que se denominan sistema músculo aponeurótico superficial (SMAS).

Tradicionalmente se ha dividido el rostro en tres tercios: inferior, medio y superior (cuello, cara y cola de la ceja más la frente). Pudiéndose realizar procedimientos quirúrgicos antienvejecimiento en cada uno de ellos de manera independiente o combinada.

¿Quién lo necesita?

Esta intervención está indicada en todo hombre o mujer que presente una pérdida de elasticidad cutánea, flaccidez, y arrugas en zonas determinadas de la cara.
 
Dependiendo del tipo de operación que se necesite, el lifting abarca un espectro muy amplio de pacientes: desde aquellos que cumplen 35/40 años y quieren recuperar el tono de la piel (llamados lifting de fin de semana), a las personas más mayores que solicitan un lifting completo porque en envejecimiento afecta a los tres tercios antes mencionados. Estas personas por regla general, también presentan una piel fotoenvejecida, deshidratada, manchada, con epidermis gruesa, que requiere procedimientos no quirúrgicos adicionales.

Anestesia.

Un Lifting Cervico-Facial se puede realizar con anestesia local; sin embargo, lo más recomendable es que sea anestesia local apoyada por sedación, o bien anestesia general.

Técnica.

Existen diferentes tipos y zonas de lifting dependiendo de las necesidades de cada paciente:
Cuello: El excedente de piel y las incisiones se realizan detrás de la oreja.
Mejillas: Se tracciona la piel de los pómulos y las cicatrices se quedan delante del pabellón de la oreja (delante o detrás del Trago de la oreja).
Cola de la ceja: Las incisiones van en la región temporal.
La frente: La incisión en forma de diadema, es el llamado lifting coronal. Hoy prácticamente está en desuso, ya que los efectos que se consiguen son similares a los obtenidos con la toxina botulínica.
La zona a operar se establece marcándola con un rotulador; se efectúan las incisiones, se despega la piel y se traccionan primero del SMAS y luego se recoloca la piel. Una vez, realizado este paso, se recorta pero se debe tener cuidado en eliminar solamente el sobrante de piel exacto para evitar una excesiva tirantez, y conseguir que las cicatrices sean mínimas e imperceptibles.

A continuación se deja un drenaje y se aplica el vendaje.

Duración de la intervención.

Para la operación se realiza en unas tres o cuatro horas, dependiendo de la magnitud de la misma.

Recuperación.

Finalizada la operación, el cirujano decide si el paciente, una vez recuperado de la anestesia, se puede marchar a su domicilio o deberá permanecer en el hospital.
El drenaje se deja 24 horas y el vendaje 48/72 horas. Los puntos se quitan a los 8/10 días.
En cuanto al tiempo de recuperación, los lifting parciales son muy rápidos: a las 48/72 horas, presentan un aspecto aceptable socialmente.
Por el contrario, los pacientes con un lifting amplio están hinchados unos 10 días y presentan hematomas durante dos semanas.
Para una mayor duración de los resultados, es imprescindible cuidar e hidratar la piel, además de tomar el sol moderadamente y siempre con protección.

¿Qué riesgo se asume?

  • Hematoma: Es la acumulación anormal de sangre en el área operada. Para evitarlo se debe realizar una coagulación rigurosa. Si el hematoma es muy grande, se puede volver a abrir para evacuarlo.
  • Infección: El riesgo de infecciones hoy en día es muy raro, ya que se previenen con tratamiento antibiótico. Caso de aparecer, y según su grado de intensidad, podrían afectar al resultado final de la operación.
  • Cicatrices hipertróficas y queloides: La cicatriz puede ser de mala calidad, extremadamente gruesa y lenta para blanquearse (hipertrófica) circunstancia que depende de la naturaleza del paciente y de su edad.
  • El queloide: es una enfermedad de la cicatriz en sí misma, con un crecimiento desmesurado. En la raza blanca es infrecuente, sin embargo, en la negra no es rara su aparición.
  • Hiperpigmentación de las cicatrices: Se produce bien por la propia naturaleza del paciente, por exposición prematura al sol, o por ingesta de algunos medicamentos. Su tratamiento consiste en la aplicación de cremas, peeling o láser despigmentante.
  • Hipopigmentación de las cicatrices: Perdida del color en las cicatrices con un resultado blanquecino.
  • Parálisis facial: Puede ser temporal o permanente, y se suele producir por una mala técnica quirúrgica. La estadística de aparición está por debajo del 1%.
  • Necrosis y alopecias por mala circulación sanguínea: Producidas normalmente por el consumo de tabaco.

¿Cuántos años dura el resultado?

El resultado, dependiendo de la técnica quirúrgica y de los cuidados que la paciente procure a su piel, dura entre cinco y diez años.

Consejos.

El consumo de tabaco altera la microcirculación perjudicando la calidad de la cicatrización y hasta la integridad de la piel, por lo que se recomienda reducir el consumo del mismo si se está decidido a someterse a esta intervención.
Es útil el aporte previo de vitaminas A, C, y E.
Como en todas la intervenciones quirúrgicas se debe evitar el consumo de aspirinas y derivados, debido a que aumentan el sangrado y por tanto la incidencia de hematomas.

Preguntas frecuentes sobre el Lifting Cervico-Facial.

¿Se puede hacer un lifting sin cicatriz?
Aunque disimuladas, siempre quedan cicatrices.

¿Se pierde La expresión de la cara?
No se pierde la expresión de la cara. En una ritidectomía bien ejecutada no debe evidenciar la actuación del cirujano por grande que sean los resultados obtenidos.

¿Existen otras técnicas no quirúrgicas con los mismos resultados?
No, cuando aparezca una técnica alternativa y eficaz, las técnicas quirúrgicas desaparecen.