Lipofilling facial en Madrid y Marbella · Clínicas Fernández Blanco

Cirujano Plástico Dr Fernández
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Lipofilling Facial ¿Qué es?

Con el paso de los años la piel pierde tersura y elasticidad y aparecen esas indeseadas arrugas, algo que se nota especialmente en el rostro. Conseguir devolverle parte de esa juventud perdida es un deseo muy común. Pero no todas las personas están dispuestas a someterse a una operación. Para esas personas hay una técnica muy eficaz y poco invasiva: el lipofilling facial.

Es una técnica que ya se lleva realizando desde hace muchos años y que ha mejorado considerablemente gracias a tecnologías cada vez más avanzadas. Una técnica que consigue devolver volumen al rostro rellenándolo con grasa del propio paciente, lo que elimina la posibilidad del rechazo.

¿Qué zonas son las indicadas para un lipofilling facial?

Lipofilling facial

Esta técnica está especialmente indicada para aquellas zonas donde la flacidez se hace más patente o para arrugas de expresión profundas. El lipofilling facial es perfecto para revitalizar y reafirmar los pómulos y la mandíbula, y también para tratar esos surcos nasogenianos que se pronuncian de manera considerable con la edad. En el caso de cicatrices esta técnica puede ser una buena solución.

El procedimiento no tiene mayores complicaciones, eso sí, es importante realizar pruebas previas al paciente, las normales en cualquier intervención: análisis y electrocardiograma. Normalmente se utiliza anestesia local y algo de sedación y el paciente puede regresar a casa unas horas después.

El primer paso es extraer la grasa de otras partes del cuerpo, generalmente de la zona del abdomen o muslos. Una extracción que debe ser cuidadosa para no dañar las células grasas. Tras ello se somete a un proceso de centrifugado paraextraer solo los adipocitos vivos. Finalmente, esa grasa se infiltra en las zonas del rostro que se desea tratar con una microcánula.

Grandes resultados

A pesar de ser una técnica poco invasiva y que se realiza con rapidez, el lipofilling es muy eficaz. Los resultados se pueden ver de inmediato, apenas baje la típica inflación temporal que se genera. Salvo pequeñas variaciones por reabsorción de la grasa, el volumen recuperado no se perderá en mucho tiempo y siempre porque, lógicamente, la piel seguirá envejeciendo.

El lipofilling facial es una excelente solución para aquellos que desean restar algunos años al rostro pero no quieren someterse a una intervención quirúrgica más agresiva.

+ Info lipofilling facial

Recuperación.

La zona donante se recuperará tras una pequeña inflamación que durará unos días. La zona tratada se edematiza bastante durante las primeras 48 horas, por lo que es aconsejable aplicar frío local y antinflamatorios orales.

¿Qué riesgo se asume?

  • Infección: Como en cualquier otra intervención quirúrgica, el lipofilling facial se puede ver afectado por la contaminación e infección de gérmenes.
  • Las equimosis (moratones) y la inflamación en mayor o menor medida es una secuela lógica y no se pude considerar como una complicación en sí misma.
  • Asimetrías: No es habitual, no obstante, como en toda operación de cirugía estética, se puede requerir un retoque posterior para su reparación.