Madonna: cuánto gasta para estar espléndida a los 50 años

13 septiembre, 2011Actualidad

Cirugia estética de MadonnaLa cantante pop más  famosa del mundo no escatima en gastos para que su imagen sea siempre perfecta.  Por ello invierte en cada centímetro de su cuerpo para seguir siendo bella y joven.

Estas son algunos de los cuidados que Madonna le dedica a su cuerpo.

Las Manos: delatan el paso del tiempo, apareciendo manchas, sequedad y arrugas. Madonna se inyecta relleno en las manos para que sean menos delgadas y parezcan más jóvenes. Se gasta unos 4.000 euros anuales.

Retoques y cirugías : se realizó cirugía estética y se rellenó pómulos, boca, mentón y sienes. Cada sesión y zona le cuesta 600 euros y se practica dos sesiones anuales, que asciende a 4.800 euros. También aplica toxina botulínica en rostro y cola de la ceja, inviertiendo 6.000 euros al año y, remodeló su cintura mediante microliposucción, por 1.500 euros.

Tratamiento de celulitis: Madonna compró por 48.000 euros una máquina para erradicarla. También se gastó 9 millones de euros en un edificio junto a su casa para montar un completísimo gimnasio que le permitiera seguir trabajando a fondo su musculatura. Pero también tiene  un entrenador que le supone 24.000 euros.

Mente sana: paractica yoga  12 horas semanales  Ashtanga con un monitor, a 350 euros la hora. Para mantener la elasticidad también se ejercita con el programa Gyrotonic Expansion System que le cuesta 24.000 euros al año.

Fisioterapia: Su elevado nivel de actividad le obliga a tener a su disposición un fisioterapeuta que evite posibles lesiones y molestias. A 180 euros por sesión de fisioterapia, en torno a 18.000 euros al año. Además, también es fanática del Ayurveda, medicina hindú que combina meditación, yoga y consumo de alimentos para reequilibrar cuerpo-mente y depurar el organismo. Se gasta unos 3.000 euros anuales.

Toma  agua de Kabbalah  Solo bebe agua pura de la Kabbalah que le cuesta 7 euros la botella de medio litro. Así, al mes gasta en torno a 12.000 euros en ella.
Su alimentación es macrobiótica , no come carne, y la dieta es baja en grasa y rica en fibra. Sus menús los elabora un nutricionista y los cocina su chef personal, que viajan con ella, pagándoles a cada uno de ellos 54.000 euros al año.