Estudio: ritifobia o miedo a las arrugas y los avances en medicina estética

Las arrugas de la piel son la consecuencia del envejecimiento, del paso del tiempo. A medida que pasan los años las células de la piel  de la dermis se hace más fina. La elastina y las fibras de colágeno que actuán de tejido de sostén, se aflojan, se hacen más laxas causando depresiones y descolgamiento facial. Con el envejecimiento, la piel también pierde su elasticidad, se pone más seca, las glándulas que secretan aceite son menos eficientes y la piel se cura más lentamente. Todos estos factores contribuyen al desarrollo de las arrugas.

Existe en psicología la descripción del miedo extremo a tener arrugas y se denomina RITIFOBIA Sin embargo, existe también cierto miedo bastante común y no enfermizo a detectar nuevos pliegues de la piel del rostro a medida que envejecemos.

Un estudio realizado por dermatólogos de la Escuela de Medicina de la Universidad Northwestern revela que a las mujeres jóvenes les preocupan más las arrugas que el cáncer de piel, algo que los expertos consideran irracional. Una buena noticia para quienes detestan tener la piel arrugada es que un equipo de científicos alemanes ha encontrado un método bastante eficaz para reducirlas distinto del tradicional botox y la cirugía estética. Se trata de una técnica que combina emisiones de luces LED con una loción hecha de extracto de té verde, que contiene antioxidantes. El método suaviza la piel en solo un mes de tratamiento, logrando “menor nivel de arrugas pronunciadas, valles de las arrugas más cortos y una complexión más juvenil”, según dijeron los autores en la revista American Chemical Society.

Si deseas más información sobre los nuevos tratamientos, escríbenos a contacto@drfernandezblanco.com o déjanos tu mensaje en nuestro Facebook http://www.facebook.com/home.php#!/pages/Cl%C3%ADnicas-Fern%C3%A1ndez-Blanco-de-Cirug%C3%ADa-y-Medicina-Est%C3%A9tica/175259475818553

www.drfernandezblanco.com