Tratamientos para la flaccidez en las piernas

La flaccidez  en las piernas es un problema que comienza a manifestarse en las mujeres después de los cuarenta años. La zona que normalmente se ve más afectada es la cara interna de los muslos, la superficie que va desde la ingle hasta las rodillas.

Esto se debe a que con el paso de los años se produce una disminución de las fibras elásticas que se encuentran a nivel de la dermis, muchas veces está acompañada por adiposidades localizadas.

Es muy común que en la zona de la entrepierna se encuentren cúmulos de grasa que hacen que los muslos se junten y rocen a ese nivel. Además del problema estético, esto lleva en muchos casos a que la piel a ese nivel esté siempre irritada, lo que facilita el desarrollo  de hongos e incluso la infección bacteriana.

Con respecto al tratamiento de la flaccidez, existen distintas alternativas, cuya indicación y efectividad depende de cada caso en particular.

El consejo de un profesional especializado en este campo para orientar sobre cuáles son los tratamientos realmente efectivos.

El ejercicio físico es un  aliado fundamental, al dar tonicidad a los músculos de los miembros inferiores. Pero hay que tener precaución, ya que si esta actividad no está orientada por alguien con experiencia en el tema, puede incluso llegar a ser perjudicial.

En medicina estética, hay opciones terapéuticas muy buenas, entre las que se destaca la mesoterapia. Esta técnica, mediante la inoculación de pequeñas dosis de fármacos específicos que se colocan a pocos milímetros de profundidad, logra dar una mayor tensión a la superficie cutánea alterada. El tratamiento es prácticamente indoloro y totalmente ambulatorio, llevándose a cabo en sesiones que generalmente son semanales.

Asimismo, existe una variada oferta de aparatología cosmética y médica, en donde la radiofrecuencia y la electroestimulación han demostrado ser efectivas. De todas formas, es bueno resaltar que ningún aparato trabaja por sí solo, por lo que depende de quién haya realizado la indicación y cómo lo utilice.

En el campo de la cirugía plástica se practica una técnica quirúrgica llamada lifting de los muslos. Esta cirugía estética se lleva a cabo mediante incisiones a nivel inguinal a través de las cuales se aspira la grasa en exceso de la zona y, posteriormente, se levanta y estira la piel floja sobrante. Si bien se realiza con anestesia local y logra muy buenos resultados, tiene un postoperatorio poco molesto que requiere un reposo prolongado para que se produzca una cicatrización adecuada.

Los tratamientos, también pueden combinarse para lograr mejores resultados. Si deseas consultar con nuestro especialista el dr. Fernández Blanco, pide tu cita al 915 54 09 24 o entra en nuestra web www.drfernandezblanco.com