Prótesis de pectorales para un torso masculino perfecto

1 junio, 2018Cirugía Estética

Prótesis de pectorales para un torso masculino perfecto

Unos pectorales masculinos esculpidos y con un volumen vistoso marcan la belleza en el torso masculino. Por ello, una de las cirugías más demandadas por varones en los últimos años es el aumento de pectorales mediante el implante de prótesis.

A través de esta operación, se consigue desarrollar el volumen de los pectorales al introducir implantes de gel de silicona en la zona. Así, se logra un un tórax bello y atractivo similar al conseguido con ejercicio físico intenso.

Los pacientes que demandan esta cirugía lo hacen por muy diversas causas. A grandes rasgos, los hombres que piden esta intervención estética suelen no sentirse cómodos con el volumen reducido de sus pectorales, algo que les provoca ciertos complejos en su día a día.

Muchos han realizado ejercicio de forma continuada pero no consiguen la configuración que les gustaría para su pecho. Levantar pesas o seguir otro tipo de ejercicios orientados a definir sus músculos no están transformando sus pectorales como les gustaría, lo cual les causa frustración.

Otros presentan unos pectorales asimétricos, de modo que el tamaño de uno es más grande que el otro. Igualmente, hay pacientes que muestran alguna condición congénita que les impide desarrollar sus pectorales,

Mediante la colocación de prótesis, es posible moldear el aspecto de los pectorales masculinos para lograr la estética deseada. Con esta operación, se busca lograr una imagen musculada, definiendo la zona de los pectorales, pero a la vez conseguir un resultado natural, donde manden la belleza y armonía.

Esta cirugía, no obstante, no elimina la grasa presente en los pectorales. Para ello sería más conveniente la realización de una liposucción. Igualmente, tampoco solucionaría el problema una ginecomastia (la presencia de una glándula mamaria abultada en el varón), para lo cual habría que optar por una intervención estética concreta que la eliminara.

Durante el procedimiento, es posible optar por la anestesia general o la local. El cirujano deberá acceder a la zona con una incisión en la areola o la axila, a través de la cual creará los bolsillos parar insertar las prótesis.

Los implantes utilizados deben ser de la más alta calidad, para lo cual se utilizan los fabricados con gel de silicona. La prótesis quedará alojada debajo del músculo pectoral, de modo que no debería afectar al rendimiento posterior de éste.

Respecto al proceso postoperatorio, si bien el paciente podrá volver a hacer vida normal en la próxima semana, no será conveniente que realice ejercicio físico intenso hasta pasado algún tiempo.