Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Tipos de Queiloplastia

Tipos de Queiloplastia

La cirugía de labios, llamada queiloplastia, persigue embellecer  y proporcionar a los labios mayor volumen en el caso de la queiloplastia de aumento, menor volumen en la de reducción, o que recuperen un tamaño y forma proporcionada en el caso de la queiloplastia secundaria y reparadora. El resultado será un rostro más armonioso, joven y bello.

La intervención es mínimamente invasiva y se realiza con anestesia local, aunque es posible realizar una sedación profunda asistida por un anestesiólogo. A pesar de que se trata de una operación menor, son fundamentales la destreza y competencia de un cirujano especialista para conseguir un resultado satisfactorio.

Distinguimos por tanto entre tratamientos de aumento o disminución de volumen en los labios, y de corrección de alteraciones congénitas o sobrevenidas.

Queiloplastia de aumento

Se busca conseguir un aspecto joven y saludable, aumentando el grosor de unos labios finos, asimétricos,  o que han perdió volumen con el paso del tiempo.

Se emplean técnicas diversas, con implantes inyectables, siendo el cirujano el que determinará cuál es la más recomendable en cada caso para lograr unos resultados óptimos.

Queiloplastia de reducción

Este tratamiento es menos habitual, y lo demandan pacientes con un volumen de labios exagerado que resta armonía al conjunto de la cara. La corrección es sencilla ya que no es necesario utilizar relleno, sino eliminar tejido mediante una pequeña incisión que posteriormente no será visible.

Queiloplastia reparadora

Indicada para pacientes que han sufrido algún tipo de alteración en los labios, ya sea congénita, como es el caso el labio leporino, o producida por traumatismos, quemaduras o tumores.

Queilopastia secundaria

También nos encontramos casos en los que se realizado una queiloplastia en la que el resultado no ha sido el esperado, y se precisa un segundo tratamiento para corregir aquellos resultados negativos, generalmente derivados de infiltraciones defectuosas de silicona.

Recuperación

No será necesario el ingreso hospitalario y es muy poco frecuente que surjan complicaciones. Durante tres o cuatro días la paciente puede  presentar hematomas, dolor leve,  y sentir molestias asociadas a la inflamación, debiendo seguir una dieta blanda e ingerir muchos líquidos.

El especialista que haya realizado el procedimiento podrá recetar medicamentos para aliviar las molestias que se presentan durante los primeros días, así como dar una serie de pautas para una mejor recuperación.

Transcurrida una semana se recupera la normalidad cotidiana.

La queiloplastia ofrece resultados muy satisfactorios y es uno de los tratamientos de cirugía estética facial más demandados.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *