Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Bolas de Bichat: La cirugía que afina el rostro

Bolas de Bichat: La cirugía que afina el rostro

Cada vez son más las famosas que se someten a una bichectomia o cirugía para extraer las bolas de bichat con el fin de lograr afinar su rostro.

Las bolas de bichat son bolsas de grasa situadas en las mejillas, que todos tenemos en mayor o menor medida, y su nombre viene dado por su descubridor, el biólogo anatómico francés Xavier Bichat.

Se encuentran bajo los pómulos y dan soporte a la estructura de la cara. Su tamaño es variable, y en algunos casos determinan que nuestra cara sea redondeada, o por el contrario afilada y angulosa.

Si en nuestro caso el cúmulo de grasa otorga demasiado volumen a nuestro rostro, la cirugía estética permite retirar la cantidad sobrante que se determine para lograr una estructura ósea más marcada y un rostro más delgado.

Recurren a esta operación generalmente pacientes con rostros muy redondos, que desean que sus pómulos destaquen más.

Procedimiento

Se realiza con anestesia local y es una intervención sencilla, de unos 30 a 45 minutos. Se efectúa una pequeña incisión desde el interior de la boca, en la cara interna de la mejilla, a través de la cual se extraen las bolas de bichat ejerciendo presión desde la cara externa.

Recuperación

Después de la intervención, el paciente se recupera en casa. Si bien los primeros días se verán las mejillas abultadas como consecuencia de una leve inflamación, ésta irá disminuyendo paulatinamente has poderse apreciar los resultados tras el transcurso de un mes aproximadamente.

La incorporación a la rutina puede ser inmediata, aunque con presencia de dolor durante los días posteriores a la operación.

En las 24 horas siguientes a la bichectomia se recomienda beber mucho líquido, así como evitar el ejercicio físico durante alrededor de dos semanas.

Los resultados son definitivos, ya que los cúmulos de grasa no vuelven a aparecer, incluso si se aumenta de peso.

Riesgos

Entre las complicaciones que pueden surgir a raíz de la intervención se encuentran fundamentalmente la aparición de hematomas e infecciones. El hematoma se elimina fácilmente y la infección debe ser prevenida correctamente. La higiene bucal tanto previa como posterior a la intervención es fundamental para minimizar el riesgo de infección.

Por supuesto evitaremos correr riesgos al ponernos en manos de cirujanos certificados; incluso tratándose de una cirugía sencilla, el hecho de que la realice un experto es una garantía ante posibles complicaciones.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *