Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Liposucción de papada

Liposucción de papada

Muchas personas acumulan grasa debajo del mentón, siendo esta una zona que está muy a la vista y que genera por tanto muchos complejos. Una solución a este antiestético problema es la liposucción de papada, mediante la cual se aspira la grasa localizada con una sencilla y efectiva intervención.

Es más común que la papada aparezca en personas con exceso de peso, por lo que es recomendable seguir algún tipo de dieta, realizar ejercicio, beber agua… en definitiva adoptar unos hábitos saludables que nos ayuden a eliminar esa grasa, especialmente cuando la papada aún no es demasiado pronunciada. También es común que aparezca en personas de cierta edad, ya que la piel tiene a descolgarse con el paso el tiempo.

Hay casos en los que, sin existir un sobrepeso flagrante, se tiene a acumular grasa en esa zona, y podrán resolverse mediante la liposucción. También en los casos en los que la papada surge como resultado de un descenso drástico de peso.

Realizar una liposucción de papada será  la solución más rápida y efectiva en todos los casos, y puede realizarse en pacientes de cualquier sexo o edad.

Sobre la intervención

La intervención es ambulatoria y se realiza con anestesia local con sedación, si bien puede combinarse con otras operaciones como lifting facial o mentoplastia, en cuyo caso podrá utilizarse anestesia general.

Consiste en la eliminación de la grasa localizada en la zona submentoniana, realizando una pequeña incisión bajo la barbilla y siguiendo un procedimiento parecido al de cualquier otro tipo de liposucción, introduciendo una pequeña cánula mediante la cual se extraen la grasa y el tejido adiposo.

Dependiendo del caso puede hacerse necesario eliminar un exceso de piel,  tensar los músculos, o colocar una prótesis de mentón para lograr un resultado más armonioso.

Sobre la recuperación

La recuperación es prácticamente inmediata, y los pequeños dolores o molestias iniciales apenas son duraderos, ya que se controlan con medicación. Durante una semana se utilizará una prenda compresiva, y al quitarla el aspecto de la zona se habrá normalizado totalmente.

Pueden aparecer pequeños hematomas que irán desapareciendo junto con la hinchazón inicial tras la operación. La cicatriz resultante es prácticamente imperceptible al cabo de unas semanas.

Los resultados de la intervención son altamente satisfactorios y visibles, ya que se logra eliminar la indeseada papada y estilizar el cuello.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *