Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Contractura Capsular; qué es y por qué se produce

Contractura capsular; qué es y por qué se produce

Una posible contractura capsular es una de las complicaciones tras una operación de aumento de mamas que más preocupa a las pacientes. Afortunadamente, es un contratiempo que se produce en muy pocos casos.

Al introducir una prótesis en nuestro cuerpo, éste siempre la va a identificar como algo extraño, creando una membrana protectora a su alrededor que conforma una especie de cápsula fibrosa.

Ésta es una respuesta inmunitaria normal, que por tanto no crea molestias ni modifica el resultado de la intervención. Sin embargo, hay casos en los que esta membrana que rodea a la prótesis crece de manera excesiva, provocando que la mama se endurezca hasta un punto en el que se ve deformada. Es entonces cuando hablamos de una contractura capsular.

También denominado encapsulamiento, se va formando de manera progresiva entro el año posterior a la intervención. La paciente irá notando como el implante se va endureciendo y su aspecto va cambiando, además de poder venir acompañado de algo de dolor.

La contractura capsular puede ser de mayor o menor grado, yendo desde el nivel uno hasta el cuatro, y siendo el uno el correspondiente a una mama totalmente normal y el cuatro el atribuido a una mama muy rígida, con su morfología alterada y cursando dolor.

Causas

¿Qué factores determinan que se produzca o no en encapsulamiento? En principio no están claras, no pudiendo determinar con antelación qué persona es más propensa a sufrir una contractura capsular.

Recientemente se ha llegado a la conclusión de que puede ser un factor importante la contaminación bacteriana en el implante, que no responde a la acción de los antibióticos al encontrarse las bacterias protegidas bajo la cápsula, y que genera que el organismo responda para combatirlas.

Asimismo se ha determinado  que la contractura capsular es más frecuente cuando la prótesis está rellena de gel de silicona.

El cirujano no tiene la capacidad de prevenir un posible encapsulamiento, pero sí la tiene para minimizar el riesgo de que se produzca, colocando implantes de superficie rugosa, detrás del músculo pectoral, y rellenos de sueros fisiológicos. La precisión en la cirugía también es un factor importante a la hora de evitar encapsulamientos, así como una asepsia minuciosa.

Tratamiento

La acción contra la contractura capsular vendrá determinada por la antigüedad y el grado de la misma.

Si se empieza a tratar rápidamente, puede remitir con medicación y ultrasonidos. SI la contractura ya está asentada, la única opción es volver a intervenir realizando una capsulectomía; esto es retirar la cápsula y colocar un nuevo implante.

En cualquier caso, el encapsulamiento se da cada vez en un menor número de casos, si se cuenta con la previsión y acción de un cirujano competente, facilitando que la cirugía de aumento de mamas sea una de las más demandadas.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *