Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

La moda de la queiloplastia

La moda de la queiloplastia

Hace tiempo que la cirugía de labios o queiloplastia se instauró como una de las más demandadas, en primer lugar entre las famosas del cine o el espectáculo. La moda no ha pasado, sino que ha venido para quedarse, especialmente ahora que se trabaja con mejores materiales y se pueden garantizar mejores resultados. No era así al principio, y muchas pacientes han tenido que recurrir a una queiloplastia secundaria para reducir el volumen exagerado de sus labios o para retirar un producto en mal estado.

Lo que se busca con esta intervención son unos labios carnosos, jugosos y sensuales. Está muy de moda, principalmente entre las mujeres, y son muchas las “celebrities” que han pasado por el quirófano para remodelar sus labios.

La exposición mediática de los famosos hace que recurran a numerosos retoques para mejorar su aspecto, y que muchos de sus admiradores quieran emularlos. Entre las “celebrities” que se han sometido a una intervención de queiloplastia se encuentran Beyoncé, Sofía Vergara o Tom Cruise. La lista de los famosos con los labios más deseados la encabeza la cantante Taylor Swift, seguida de cerca por Angelina Jolie y sus voluptuosos labios.También encontramos en las primeras posiciones a Rihanna o Scarlett Johansson.

Si bien hace unos años se buscaban los labios muy gruesos, actualmente se considera igual de bella una boca fina pero con unos labios bien definidos. La queiloplastia, en consecuencia, puede ser tanto de aumento como de reducción. De hecho, la cirugía de reducción así como la queiloplastia secundaria están experimentando un gran aumento en la demanda.

En el caso de aumento de labios, se inyectan implantes en la mayor parte de los casos, y en el caso de la reducción se disminuye el volumen, consiguiendo un resultado permanente.

La queiloplastia secundaria corrige los errores provocados por cirugías anteriores, en muchos casos consistentes en deformaciones provocadas por un exceso de material sintético.

Esta moda comenzó hace ya algunos años, aunque por aquel entonces respondía únicamente al deseo de aumentar el grosor de los labios, bien por ser muy finos o por haber perdido su volumen con la edad. Después llegaron las operaciones para retirar ese volumen inyectado del que muchas se arrepentían. La tendencia hoy en día parece ir en dirección contraria, y aunque muchos siguen considerando muy atractivos unos labios muy carnosos, cada vez son más los que se someten a una reducción de labios.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *