Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Especialización en Cirugía Secundaria

Especialización en Cirugía Secundaria

Hay ocasiones en las que es necesario recurrir a una segunda cirugía para lograr aquellos resultados que se pretendían con una primera intervención, pero que no fueron los esperados.

Ante la perspectiva de realizar una intervención de cirugía estética, el cirujano explicará y tratará de hacer ver al paciente qué resultados son los que objetivamente se pueden obtener, de acuerdo con las expectativas. La preparación preoperatoria debe ser por lo tanto exhaustiva y en todo caso habrá que esperar un tiempo para valorar los resultados tras una primera operación.

Partiendo de la base de que aquellas personas que se someten a un procedimiento de cirugía estética lo hacen para solucionar un problema de autoestima, malestar o salud, resulta de vital importancia el conseguir unos resultados satisfactorios que mejoren la calidad de vida del paciente. Este es el principal motivo que mueve a un cirujano a especializarse en cirugías secundarias, dando solución a problemas que se han visto agravados al intentar corregirlos mediante una primera intervención.

Entre las cirugías secundarias más habituales encontramos la mamoplastia y la rinoplastia, seguidas del lifting, blefaroplastia y abdominoplastia.

Para evitar que los resultados obtenidos tras una operación no sean los esperados, debe producirse un diálogo previo entre el paciente y el doctor y realizarse todas las pruebas que sean necesarias, para entrar a quirófano con la seguridad de que ambos persiguen los mismos objetivos. Pero incluso en estos casos y por diversas razones o complicaciones inesperadas,  puede suceder que sea necesaria otra intervención para acercarse más al objetivo marcado. Esto sucederá con muy poca frecuencia, siendo mucho mayor la incidencia de casos que precisan una segunda operación cuando la primera la realiza un cirujano no cualificado, no se han definido los objetivos a lograr, o se ha utilizado una técnica quirúrgica inadecuada.

Resulta obvio decir que una cirugía secundaria siempre debe ser realizada por un cirujano experto en la misma, debido a su complejidad técnica, suponiendo en alunas ocasiones un auténtico reto de reconstrucción. La demanda va en aumento, debido a que también aumentan los casos de insatisfacción entre pacientes, principalmente a causa del intrusismo en el sector.

Sin embargo, si el paciente conoce las expectativas y limitaciones de la cirugía a la que se va a someter y se pone en manos de un profesional, los casos de insatisfacción se reducen al mínimo. Eso no significa que no sean necesarios algunos retoques posteriores, aunque no cirugías secundarias.

La cirugía plástica es muy exigente, especialmente la cirugía secundaria, para cuyo ejercicio es necesario conocer todas las técnicas para dar con la mejor solución para cada caso.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *