Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Dudas frecuentes sobre el postoperatorio tras una rinoplastia

Dudas frecuentes sobre el postoperatorio tras una rinoplastia

El periodo posterior a una rinoplastia será clave para asegurarse de que la cirugía cumple sus objetivos. La recuperación del paciente y la curación del área pasarán por distintas etapas hasta recobrar la normalidad total.

El objetivo de una rinoplastia es cambiar la forma o el tamaño de la nariz del paciente, siempre buscando la armonía con el resto de sus rasgos faciales. Se trata de un tratamiento delicado en el que la pericia del cirujano tendrá una importancia clave. Tras la intervención, el postoperatorio pasará por las siguientes fases:

  • Al salir de la operación, el paciente llevará un taponaje. Este sistema se retira en las siguientes 24 horas. Si se realiza una rinoplastia más compleja, como la combinada con una septoplastia (que corrige un tabique desviado), el taponaje se retira en las siguientes 48-72 horas.
  • Para que el proceso postoperatorio se realice de la forma mas adecuada, se inmovilizará la zona durante la siguiente semana. Esto se efectúa mediante una férula de aluminio, evitando así la utilización de vendas de yeso que darían al paciente un aspecto más aparatoso. Más tarde, se retirará esta férula y se pasará a utilizar un esparadrapo de papel una semana más.
  • Durante el postoperatorio, es común que aparezcan hematomas e hinchazón en el rostro. Este aspecto habrá remitido casi totalmente a las dos semanas de la intervención.
  • Para paliar el dolor, la hinchazón y otro tipo de molestias, se seguirá un tratamiento a base de analgésicos y antiinflamatorios.
  • Existen algunas recomendaciones que aliviarán al paciente y mejorarán su calidad de vida en los días inmediatamente posteriores a su rinoplastia. Por ejemplo, para controlar la inflamación, se deberán utilizar compresas frías en la zona. También se recomienda dormir con la cabeza algo elevada durante los primeros días.

También existen ciertas restricciones. Entre otras, se recomienta al paciente que no se suene la nariz en las primeras 48 horas tras el procedimiento ni realice aspavientos, como reir o gesticular en exceso. Además, se deberá intentar respirar por la boca en lugar de por la nariz. En las próximas semanas, por otro lado, deberá evitar fumar y hacer deporte o esfuerzos grandes. Tampoco se recomienda llevar gafas durante el primer mes tras la operación, ya que se estaría ejerciendo una presión nada recomendable en la nariz.

Respecto a los resultados, es recomendable ser paciente, ya que el aspecto de la nariz irá evolucionando durante el proceso de restablecimiento. Además, durante este periodo postoperatorio tendrán lugar revisiones con el cirujano, en las que se podrá confirmar que todo va según lo previsto.

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *