Tratamiento

Lipofilling o

Lipotransferencia de glúteos

Casos antes y después, Lipofilling o Lipotransferencia

Lipofilling o Lipotransferencia de glúteos

 

El Lipofilling es un procedimiento quirúrgico, mínimamente invasivo por el cual se extrae grasa de una zona del cuerpo del paciente, se procesa y se inyecta posteriormente en otra región. También es llamada Lipotransferencia, Lipotransportación, o Lipoestructura. Se utiliza con fines estéticos o reparadores en glúteos, mamas, rostro y manos, aunque puede utilizarse en cualquier región corporal.

El lipofilling de glúteos necesitas grandes volúmenes de grasa para injertar. Para obtener un resultado optimo se han de poner entre 300 cm3 y 400 cm3 de grasa. Porque a mayor volumen, mayor tasa de reabsorción y si uno pretende que queden 200 cm3 0 250 cm3 va a tener que poner un 30% más de grasa injertada para tener un resultado optimo.

Este tipo de intervención lógicamente lleva una mayor reabsorción y lleva una mayor tasa de irregularidad porque si se reabsorbe mas en una zona que en otra puede necesitar un segundo tiempo quirúrgico para rellenar las zonas donde se han perdido de una manera asimétrica.

1) ¿Quién necesita un lipofilling de glúteos?

La técnica de lipofilling fue creada por el doctor Sydney Colleman, médico neoyorkino, que la describió a principios de la década de los 90. El dr. Colleman introdujo la grasa como elemento biocompatible para rellenar los tejidos blandos sin producir rechazo.

La operación de lipofilling está indicada para personas que deseen realizar cualquiera de las siguientes intervenciones:

  • Rejuvenecimiento Facial: aumento de volumen en el rostro: mejillas, relleno de surcos, arrugas y depresiones; definición del contorno y perfil facial.
  • Reparación de cicatrices deprimidas
  • Reparación de liposucciones o reconstrucción de mamas anteriores.
  • Aumento de mamas.
  • Aumento de glúteos.
  • Rejuvenecimiento de manos

2) Hospitalización e intervención en el lipofilling de glúteos

  • Modalidades de hospitalización: La hospitalización depende de la magnitud de la liposucción necesaria para el lipofilling. En el caso de los glúteos con un día de hospitalización es suficiente.
  • Tipo de anestesia: Normalmente se hace una anestesia general clásica, la paciente está totalmente dormida.
  • Duración de la intervención: Dos horas y media aproximadamente.

El lipofilling de glúteos es una técnica para reponer grasa en las zona de las nalgas donde consideremos que se necesita. El defecto puede ser un defecto primario porque el contorno corporal de esa zona tenga un deficit de tejido celular subcutáneo o provocado por un accidente o una acción quirúrgica anterior.

Consiste en la extracción de grasa mediante una liposucción tradicional donde exista excedente (generalmente en cintura, abdomen y pistoleras). Sin ningún elemento que destruya la grasa (no puede utilizarse un laser ni el ultrasonido). La extracción de la grasa de la zona se realiza a baja presión (0,4 atmósferas) y luego la injertamos en la zona deseada de los glúteos. Reponiendo así el volumen de grasa y devolviendo la armonía al contorno corporal.

3) Proceso posoperatorio del lipofiling de glúteos

El Lipofilling es una cirugía mínimamente invasiva, que requiere gran experiencia por parte del profesional y que en relación con la cirugía convencional la recuperación suele ser rápida puesto que no es un procedimiento muy agresivo. La recuperación tiene más que ver con la liposucción llevada acabo en el proceso que con el lipofilling en sí mismo.

Es importante remarcar que durante el posoperatorio del lipofilling de glúteos el paciente no se debe sentar sobre la zona injertada, para aumentar así la sobrevida de la nueva grasa añadida.

Baja

El paciente vuelve a sus actividades cotidianas, en el caso del lipofilling de glúteos, aproximadamente a la semana de la intervención cuando la inflamación haya desaparecido.

4) Resultado del lipofilling de glúteos

En el lipofilling de glúteos los resultados se ven pasado el postoperatorio inmediato (un mes y medio) y el periodo de inflamación (3 meses).

De manera que tras 3 meses, se puede decir que se obtiene el resultado definitivo y que la grasa injertada en la zona se va a comportar como grasa normal.

En nuestra galería mostramos imágenes de casos de lipofilling de glúteos antes y después.

5) Posibles complicaciones del lipofilling de glúteos

Las complicaciones de esta intervención principalmente son las comunes a todas las intervenciones (tipo infecciones, etc).

Puede darse el caso de que en el lugar donde se ha realizado el injerto se absorba más grasa en una zona que en otra y quede alguna irregularidad que haya que corregir en un segundo tiempo.

Pero la complicación más importante del lipofilling, que solo se da en grandes infiltraciones donde el injerto es en el músculo (como sería el caso de los glúteos), es el embolismo graso. Infiltrar grasa en un vaso y que eso provoque que a la grasa pase al torrente sanguíneo y pueda llegar al pulmón y taparlo. Nosotros no recomendamos esta técnica puesto que la infiltración se debe hacer en el tejido celular subcutáneo pero no en el músculo por las altas indicaciones de embolismo graso que presenta.

6) Preguntas frecuentes sobre el lipofilling

¿La grasa injertada permanece en la zona colocada?

Sí,  toda la grasa que haya sobrevivido. La grasa que tu injertas en la zona donante tenía un tejido vascularizado, estaba alimentado. Cuando uno lo extrae, lo separa de esos vasos nutrientes y en la zona donde se coloca va a vivir por inhibición (ósea va a absorber los tejidos del tejido sano circundante). Pasado unos días se restablece la vascularización (ósea vuelven a aparecer venas y arterias que alimentan a la grasa introducida en esa zona) comportándose desde ese momento como una grasa normal.

Significa que no va a desaparecer con el tiempo y que se comportará como grasa, ósea que si engorda la grasa del organismo así lo hará la infiltrada y lo mismo si se adelgaza.

¿Sobrevive toda la grasa o parte?

Si la técnica esta bien realizada, la grasa que prende es una parte importante llegando a  sobrevivir el 100% de la grasa cuando uno injerta pequeñas las cantidades.

La explicación es la siguiente: Cuando un injertamos una pequeña cantidad, esta queda en su mayor parte en contacto con un tejido receptor que le cede los nutrientes hasta que se crea la vascularización necesaria, de manera que sobrevive la mayor parte del tejido trasplantado. Cuando se trata de grandes cantidades, el centro de ese volumen no se puede poner en conato con la grasa de la zona receptora de manera que a más volumen el porcentaje de prendimiento de la grasa es mejor.

De manera que para el injerto de glúteo se suele añadir un 30% más de grasa, valorando la masa que no quedará adherida.

¿La grasa se pierde con el tiempo?

Una vez que la grasa ha establecido las conexiones vasculares del tejido que le rodea se comporta como una grasa normal. Por tanto la grasa no se pierde.

¿Puede provocar una reacción alérgica?

No, puesto que la grasa es biocompatible ya que pertenece al mismo paciente.

Pide cita sin compromiso

Pide cita sin compromiso, primera consulta gratuita.
Te llamaremos en horario de oficina.

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.