Tratamiento

Liposucción de glúteos

Casos antes y después, Liposucción

Liposucción de glúteos

 

La liposucción es una técnica quirúrgica que permite suprimir los cúmulos grasos localizados. Estos cúmulos de grasa localizada no desaparecen ni con régimen alimenticio ni con ejercicio físico.

La lipoaspiración puede realizarse en muchas zonas del cuerpo: los flancos, las caderas, el abdomen, los muslos, las rodillas, las pantorrillas, los tobillos, los glúteos, los brazos y la espalda. Los avances técnicos ahora también permiten realizar la intervención a nivel facial y del cuello.

La liposucción de glúteos es una intervención que normalmente se realiza combinada, donde se retirar grasa de glúteos pero también se injerta. Puesto que lo que se intenta es quitar grasa de la parte inferior  del glúteo y aumentar el efecto de glúteos bien formado y redundante en la parte superior.

Hay que remarcar que no queremos aumentar la parte superior del glúteo, que se puede hacer, pero lo que queremos es realizar la forma del mismo. Es decir, evitar un glúteo plano para en su lugar proyectar el glúteo. Para conseguirlo, generalmente se coloca grasa en la parte alta del glúteos y retiramos grasa de la parte inferior.

1) ¿Qué es la liposucción o lipoaspiración?

El principio de la liposucción, (puesto en práctica a partir de 1977 por Yves-Gérad ILLOUZ), consiste en introducir,a través de unas pequeñas incisiones, cánulas romas, de punta redondeada, no cortantes, perforadas en el extremo. Estas cánulas serán conectadas a un circuito cerrado dentro del cual se creará una presión negativa (vacío).De esta manera será posible una aspiración armónica y no traumática de las células grasas sobrantes. En la medida en que estas células grasas no tienen la capacidad de multiplicarse, se puede asegurar que los adipositos no reaparecerán.

Los progresos recientes, sobre todo en el campo de la liposucción superficial, gracias a la utilización de cánulas muy finas hace que la piel adyacente a la zona tratada no sufra durante la liposucción: al contrario, el aspecto de la piel puede mejorarse por retracción cutánea producida por una liposucción correctamente realizada.

Sin embargo, hay que tener presente que la liposucción, a pesar de su banalización en los últimos años, debe considerarse como una verdadera intervención quirúrgica y ser realizada por un cirujano plástico competente y cualificado, formado específicamente en esta técnica y ejerciendo en un ámbito hospitalario.

¿Quién necesita una liposucción de glúteos?

La liposucción no constituye un método de adelgazamiento y su objetivo no es controlar el peso del paciente. Esta intervención permite suprimir los cúmulos e grasa localizada que no desaparecería, generalmente, ni con régimen alimenticio ni con ejercicio físico.

Podemos decir por tanto que la liposucción o lipoaspiración no es un tratamiento para la obesidad.

2) Proceso preoperatorio de la liposucción de glúteos

La analítica preoperatoria habitual se realiza según las prescripciones.

Ningún medicamento que contenga Aspirina debe de ser consumido al menos diez días precedentes a la intervención, y es muy importante disminuir a suspender el hábito de fumar.

3) Hospitalización e intervención de  la liposucción de glúteos

  • Modalidades de hospitalización: desde horas a 1 o 2 días como máximo.
  • Tipo de anestesia: Se realiza bajo anestesia general, debido a la duración de la intervención y por la comodidad del paciente.
  • Duración de la intervención: Entre una y dos horas en función de la cantidad de grasa a extraer y la cantidad injertada.

Liposucción: es un procedimiento quirúrgico por el cual se aspiran los depósitos de grasa en determinadas zonas del cuerpo mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío. El cirujano plástico inserta una cánula debajo de la piel y aspira el pequeño bolsillo de grasa que se forma allí.

Cada cirujano tiene una técnica propia y que adapta a cada caso para obtener mejores resultados. Hoy en día también debemos tener en cuenta la técnica del Lipovaser.

El manejo del injerto de grasa es fundamental en la lipoaspiración, lo que llaman lipoescultura.  Sacar grasa de un sitio y colocarlo en otro para darle armonía al contorno corporal.

Normalmente las liposucciones de glúteo no tienen grandes cantidades de extracción de grasa, pero como se suele combinar con otras zonas, como es la liposucción de abdomen o cintura o muslo, caderas, pistoleras, se obtiene grasa suficiente como para extraerla, tratarla (mediante la decantación y con lavados) y ser insertada en las zona que el glúteo requiera.

Hemos de remarcar  que en los casos en los que no se requiera un aumento de volumen del gluteó, este no es el objetivo, si no armonizar el contorno y definir una forma estética del glúteo.

El resultado de la grasa injertada, cuando ya ha prendido, es permanente. como lo sería un lipofiling.

Se saca grasa sana con un lipoaspirador fino y a baja presión y tras tratarla la injertamos. ¿Cómo sobrevive la grasa reinsertada en la nueva zona? obtiene los nutrientes del tejido sano de alrededor. Nosotros lo introducimos en pequeños grupos repartidos por el glúteo sin colocar grandes cantidades en forma de bola de grasa injertada, sino pequeñas grasas que vamos repartiendo con una cánula.

A partir de los tres meses,  la grasa que ha sobrevivido, la que ha conseguido prenderse a la zona, se comportará como grasa normal. Es decir, si el paciente engorda esa grasa se comportará igual que la grasa de alrededor y engordará también. Al adelgazar también lo hará, puesto que se comporta como grasa sana.

¿Qué cantidad de grasa prende? Eso depende de la cantidad de grasa injertada, cuanto mayor cantidad de grasa se injerta menos posibilidad de prendimiento. Si la grasa injertada es pequeña se consigue el 100%, es decir un prendimiento completo de la grasa injertada. La razón es porque existe más parte de grasa injertada en contacto con la grasa sana que se encuentra en la zona de manera que absorbe mejor sus nutrientes.

Finalmente con la liposucción de glúteo y el injerto de grasa sana hemos conseguido la proyección que queríamos y armonizar la silueta.

4) Proceso posoperatorio de la liposucción de glúteos

Es conveniente anotar que el tiempo necesario para recuperarse de una liposucción es proporcional a la cantidad de grasa extraída.

La prenda de presoterapia (faja) debe llevarse durante un mes tras la intervención.Y durante los primeros días deberá sentarse el menos tiempo posible. Durmiendo de lado o boca a bajo.

Recuperación

En el posoperatorio, las equímosis (cardenales) y el edema (hinchazón) aparece a nivel de las zonas tratadas, pero desaparecen en un plazo de 10 a 20 días después de la intervención.

El dolor varía según el paciente, pero en general no es importante, cuando se utilizan cánulas finas. Dependiendo de la cantidad de grasa extraída también puede sentirse cansancio.

Conviene no exponerse a los rayos solares o U.V.A., antes de 3 ó 4 meses.

Baja

La actividad normal se puede reiniciar entre 4 y 7 días después de la intervención, y también dependiendo de la grasa aspirada y el tipo de actividad profesional. La actividad deportiva se podrá reiniciar a partir de la 4ª semana.

5) Resultado de la liposucción de glúteos

No hay modificación importante del aspecto durante las 2 ó 3 primeras semanas, debido a que inicialmente hay una inflamación posoperatoria de los tejidos operados (edema).

Solo a partir de la tercera semana, después de la reabsorción de este edema, empieza a aparecer el resultado. La piel tardará alrededor de 3 a 6 meses en retraerse completamente sobre el nuevo volumen y readaptarse a la nueva silueta.

De manera que los resultados finales se aprecian a los 6 meses desde la intervención. Generalmente se trata de resultados excelentes, siempre y cuando la indicación y la técnica hayan sido correctas y la liposucción habrá eliminado los cúmulos grasos localizados, produciendo una retracción apreciable de la piel.

7) Posibles complicaciones de la liposucción de glúteos

La liposucción o lipoaspiración, aunque se realiza por motivaciones esencialmente estéticas, es una verdadera intervención quirúrgica. Por tanto implica los riesgos ligados a todo acto médico por pequeño que sea.

Hay que distinguir las complicaciones derivadas de la anestesia de las provocadas por el acto quirúrgico.

  • Con relación a la anestesia, hay que saber que esta induce en el organismo reacciones a veces imprevisibles, y más o menos fáciles de controlar. El hecho de recurrir a un anestesiólogo cualificado, ejerciendo en medio hospitalario, hace que los riesgos que se asuman sean estadísticamente bajísimos.
    Hay que saber, en efecto, que las técnicas, los productos anestésicos y los métodos de vigilancia ha hecho inmensos progresos en los últimos 20 años, ofreciendo, una seguridad óptima, sobre todo cuando la intervención se realiza sin urgencia y en una persona completamente sana.
  • Con relación al acto quirúrgico, escogiendo un cirujano cualificado y competente, formado para este tipo de intervenciones, limita al máximo los riesgos, sin suprimirlos completamente.

Las verdaderas complicaciones son excepcionales después de una liposucción de calidad: un gran rigor en las indicaciones y la cirugía aseguran en la práctica una prevención eficaz.

Para completar, debemos citar algunas aunque sean rarísimas:
– Los accidentes trombo-embólicos (flebitis, embolia pulmonar) son las complicaciones más graves. El riesgo de tales accidentes esta dado por los antecedentes del paciente. El uso de medias de presión, la deambulación precoz y un eventual tratamiento anticoagulante contribuyen a disminuir el riesgo.
– El sangrado es raramente serio, excepto cuando existe un trastorno de coagulación asociado.
– Hematomas (acumulo de sangre en una cavidad) y seromas, aparecen excepcionalmente en una liposucción correctamente realizada.
– La infección, que podría ser grave, se previene normalmente con la prescripción de un tratamiento antibiótico intra y post-operatorio.
– Finalmente, se pueden observar, alteraciones metabólicas en liposucciones cuantitativamente excesivas.

8) Preguntas frecuentes sobre la liposucción

¿Qué es la liposucción?

Es la eliminación de los acúmulos grasos localizados. No es una técnica quirúrgica para adelgazar, sino para armonizar el contorno corporal.

¿Cómo es la técnica quirúrgica?

Consiste en la aspiración de la grasa localizada, a través de unas incisiones de menos de un centímetro, con unas cánulas que se conectan a un sistema de vacío. Normalmente, el vacío es generado por una máquina llamada liposuctor, otras veces se crea en una jeringa de 60 cc.

¿Qué es la lipoescultura?

Solo existe una técnica quirúrgica que es la liposucción y así se conoce en los libros especializados. Comercialmente se llama lipoescultura a la liposucción realizada con jeringa y bajo anestesia local. Evidentemente por ser un procedimiento más lento, la lipoescultura es útil para la extracción hasta un litro de grasa, ya que para mayores volúmenes la anestesia local sola es insuficiente, y no existe una clara justificación para no usar el liposuctor.

¿Se puede hacer una liposucción con anestesia local?

Depende de la cantidad a extraer. La dosis máximas de anestésico local no deben ser sobrepasadas aunque tengan un margen de seguridad grande. Por lo que en los grandes procedimientos la dosis debe ser muy diluida, siendo necesaria la colaboración de un anestesista que desconecte al paciente y le administre sedación y analgesia. A veces es recomendable utilizar anestesia general o epidural.

¿Es dolorosa la intervención?

La intervención se realiza siempre en un medio hospitalario con todos los recursos para que los pacientes sufran lo mínimo en este tipo de procedimientos. Los pacientes describen las molestias como unas agujetas fuertes en la zona tratada.

¿Cómo es el postoperatorio?

Recomendamos 48 horas de reposo parcial, ya que es en este periodo en el que el paciente se encuentra más dolorido. De cualquier manera la administración de analgésicos hace que las molestias disminuyan enormemente. También durante estas horas es frecuente manchar la faja debido a que la anestesia local que se infiltró durante la intervención se sale por las incisiones. Esto no debe alarmar y es hasta beneficioso. Pasadas los primeros dos días el paciente se ducha y empieza a hacer una vida normal llevando una prenda de compresión (faja) durante un mes.

¿Qué complicaciones puede presentar este procedimiento?

Por regla general, las personas que se someten a este tipo de intervención quirúrgica son pacientes sanos, y ya que no se alcanza órganos vitales, los riegos son mínimos. Es de resaltar que siempre que exista una herida existe la posibilidad de que se infecte. Por ello se toman todas las medidas para evitar la contaminación de las incisiones.

¿Qué duración tienen los resultados?

Después de la pubertad, el número de adipositos no aumenta, por tanto cuando extraemos grasa para remodelar una zona, no existe la posibilidad de que vuelvan a ella los adipositos extraídos. Así, diremos que los resultados serán permanentes, siempre y cuando el paciente no aumente de peso considerablemente.

Pide cita sin compromiso

Pide Cita
¿Elige la ciudad donde quieres la cita?
Consiento expresamente que me puedan enviar información

Pide cita sin compromiso, primera consulta gratuita.
Te llamaremos en horario de oficina.

¿En qué consiste la técnica del lipovaser?

Técnica que aplica ultrasonido y permite una mayor precisión a la hora de realizar una liposucción. Generando mejores resultados en la elasticidad de la piel y ayudando a evitar la flacidez tras una liposucción.