Rinoplastia. Cuidados durante el postoperatorio

13 diciembre, 2017Cirugía Estética

Rinoplastia. Cuidados durante el postoperatorio

La rinoplastia es una operación delicada, no solo por el trabajo de quirófano, si no por lo importante que es tener un buen cuidado postoperatorio para obtener el resultado final esperado. Por esta razón el doctor le recomienda al paciente tomar en cuenta la complejidad del postoperatorio antes de tomar la decisión sobre si someterse o no a la operación.

En cuanto a las molestias del postoperatorio, estas incluyen: inflamación, congestión nasal y dolor de cabeza; todo esto especialmente durante las horas posteriores a la cirugía. Pero estos síntomas se pueden tratar fácilmente con analgésicos, hielo y por supuesto con reposo.

Durante los primeros días la nariz y la cara en general seguirán muy hinchadas, pero esta hinchazón irá reduciéndose con el tiempo, así como los hematomas y el dolor.

Se necesitan al menos un par días o una semana antes de que el paciente pueda volver a su rutina diaria. Esto no significa que la nariz está completamente recuperada, por lo que se debe tener mucho cuidado de no maltratarla.

El doctor dará al paciente una lista de recomendaciones a seguir luego de la operación, esta se debe cumplir de forma estricta para no dañar el proceso de recuperación y así obtener los resultados esperados.

Sumado al seguimiento de las instrucciones el paciente deberá asistir a controles periódicos semanales o quincenales, luego deben hacerse a los seis meses y por último un año luego de la rinoplastia.

¿Quieres saber mas información sobre la rinoplatia?

A continuación se mostrarán algunos de los puntos más importantes que forman parte de la lista de cuidados postoperatorios de la rinoplastia.

Cuidados tras la rinoplastia                                                              

Para obtener los mejores resultados en una rinoplastia es necesario no solo una cirugía satisfactoria, sino un postoperatorio adecuado. El cirujano explicará al paciente las pautas y recomendaciones a seguir, y que en líneas generales son los siguientes:

  • Tratar la inflamación con compresas frías y dormir con la cabeza elevada, siempre boca arriba.
  • Evitar sonarse la nariz durante al menos 48 horas tras la operación. Si tenemos que limpiarnos los orificios nasales, utilizaremos una solución salina.
  • No utilizar gafas durante al menos un mes, ya que ejercerán presión sobre el tabique nasal.
  • Evitar el consumo de alcohol durante al menos un par de semanas, y el tabaco durante unos meses, ya que impide una correcta cicatrización.
  • No realizar ejercicios físicos bruscos ni de contacto hasta que el cirujano dé el visto bueno.
  • Evitar asimismo gesticulaciones con la cara tales como reír o llorar durante los días posteriores a la cirugía. También al lavarnos los dientes, haciéndolo de forma suave.
  • Comer alimentos blandos que no requieran demasiada masticación.
  • Seguir las prescripciones del cirujano en cuanto a medicación.
  • Lavarse la cara con agua fría, evitando que se moje la nariz.
  • Evitar el contacto directo con el sol y usar protección solar de factor alto.

Por otro lado si hablamos de resultados definitivos, el paciente debe esperar un periodo de hasta un año para poder verlos a simple vista. Esto ocurre porque hay zonas de la nariz donde la inflamación va a tardar más en desaparecer por completo. En algunos pacientes podría tratarse de meses y en otros se habla de 1 año, esto es porque cada paciente tiene una capacidad de cicatrización diferente.
Igualmente si el paciente desea más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).