fbpx

Rinoplastia sí, pero no por narices

8 julio, 2015Cirugía Estética

Es uno de los procedimientos de cirugía estética más habituales y mejor aceptados, también uno de los más delicados porque exige del cirujano plástico grandes dosis de conocimiento, destreza y habilidad quirúrgica. Y no sólo por las dificultades intrínsecas de la intervención, sino porque el resultado de la misma queda a la vista de todos. Hablamos, claro, de la rinoplastia.

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz disminuyendo o aumentando su tamaño, cambiando la forma de la punta o del dorso, estrechando los orificios nasales o cambiando el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) dice que Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. “Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. La rinoplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente”, leemos en su web.

Es un buen consejo, habida cuenta de las esperanzas, a veces desmesuradas, que quienes vienen padeciendo las consecuencias de una nariz que les disgusta ponen en la intervención: creen que cambiar el apéndice nasal es la antesala de un cambio de vida.

De ahí que sea importantísimo que el paciente reflexione bien sobre lo que quiere conseguir y lo discuta con su cirujano plástico.

De manera general, y aunque lo que pasamos a escribir está sujeto luego a matizaciones en función de la realidad de cada paciente, cuando nos preguntan quién necesita una operación de nariz nuestra respuesta es que necesitan someterse a una rinoplastia las personas que presentan una alteración estética evidente de la nariz acompañada o no de disfunción respiratoria, siempre teniendo en cuenta que la rinoplastia estética es muy diferente de las intervenciones para la corrección de la función y por ello no siempre el mismo cirujano domina ambas técnicas.

Dicho eso, y aunque siempre hay excepciones, en el caso de los adolescentes, no creemos conveniente intervenir antes de que el paciente haya terminado el desarrollo, ya que es necesario esperar a que complete su crecimiento óseo y alcance una madurez psíquica.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.

COOKIES

Esta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Functional

AnalíticasEsta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.