Tratamientos contra la flacidez tras la pérdida de peso

Para algunas pacientes un plan de adelgazamiento, ya sea a través de dieta y ejercicio, cirugía o una combinación, es el primer paso para empezar a mejorar la salud y verse bien. Pero si se baja una cantidad significativa de peso rápidamente, esto trae consigo en muchas ocasiones efectos secundarios que pueden estropear los resultados finales conseguidos en nuestra figura.

En este post trataremos el tema de la flacidez y la piel caída resultante en las zonas donde la disminución de grasa ha sido más notoria. Este efecto podría ocurrir también tras un embarazo. Por supuesto, cada paciente es única y no todo le mundo presenta la misma flacidez tras un adelgazamiento importante.

Las zonas del cuerpo más afectadas por la flacidez tras una gran pérdida de peso son: la papada, los párpados, la cara interna de los muslos y de los brazos, el abdomen y los glúteos.

¿Por qué aparece la flacidez?

Cuando nuestro cuerpo engorda, el exceso de grasa estira la piel. Además, generalmente el colágeno y la elastina diminuyen debido a la mala alimentación de ese momento. Tras una rápida pérdida de peso, los tejidos de colágeno y elastina se debilitan aún más, la edad del paciente se convierte en otro factor puesto que a lo largo de los años la producción de colágeno disminuye. Otros factores como una mala alimentación o excesiva exposición solar, consumo de alcohol, etc  también afectan.

Qué podemos hacer para tonificar la piel

Lo óptimo sería que la piel volviera su estado habitual de forma natural. Pero es un proceso que lleva mucho tiempo y en los casos de mayores pérdidas de grasa es prácticamente imposible la recuperación total de la figura de esta forma, puesto que en la piel también se genera una distensión que no tiene marcha atrás.

¿Cómo podemos ayudar a tensar la piel?

Puede tardar desde semanas hasta meses, e incluso años. Y si después de uno o dos años la piel sigue flácida, es posible que se haya producido una distensión y no vuelva a tensarse nunca más por sus propios medios.

PROCEDIMIENTOS PARA COMBATIR LA FLACIDEZ

Si te has sometido a una dieta y el peso perdido es bastante alto, verás que la piel no está tersa y elástica, y por ello se hace necesario comenzar un plan para reafirmar la piel tras la pérdida de peso.

PRIMEROS PASOS

4 consejos para combatir la flacidez de la piel:

  1. Ejercicio regular: Debajo de la piel flácida están tus músculos, los cuales deberás tonificar para recuperar firmeza. Pueden disminuir el efecto de los cambios en la dermis relacionados con la edad al mejorar el metabolismo de los tejidos. Pero tampoco es un método infalible.
  2. Alimentación: La alimentación es un factor importante en la saludo de la piel.  Incorpora a tu dieta alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y biotinas que estimulan la producción natural de colágeno. Beber como mínimo 2 litros de agua.
  3. Exfoliantes: Su objetivo es fomentar la elasticidad de tu piel eliminando la piel muerta e incrementando la circulación sanguínea mediante los masajes exfoliantes.
  4. Cosmética: crema, crema y más crema. Este tipo de tratamientos cosméticos aportan los nutrientes que necesitas para recuperar firmeza. Trata de elegir productos que contengan en su fórmula colágeno o  ingredientes derivados del retinol. Los retinoides son potentes antioxidantes que pueden aumentar la producción de colágeno.

Todos estos tips requieren de constancia y voluntad y aún así en los casos donde la distensión de la piel es muy grave, puede que nunca se produzcan los resultados deseados. En definitiva, los métodos no quirúrgicos que ayudan a tensar la piel generalmente no son lo suficientemente efectivos para reafirmar la cantidad de piel suelta que se produce con la pérdida masiva de peso.

MEDICINA ESTÉTICA

La medicina estética ofrece varios tipos de recursos y tratamientos  no invasivos que ayudan a prevenir y a eliminar la flacidez de la piel.

  • Mesoterapia (biorevitalizacion ) con ácido hialurónico y vitaminas: Ayuda a mejorar la densidad de la piel hidratándola y estimulando la producción de su proprio colágeno.
  • Radiofrecuencia: Ayuda a prevenir el envejecimiento y la flacidez cutánea, puesto que la radiofrecuencia actúa aumentando el colágeno y la elastina.
  • Estimuladores de colágeno (hidróxiappatita calcica, carboximetilcelilosa, ácido poli láctico): Devuelven densidad a la piel aportando volumen y un efecto tensor a través de la producción natural de colágeno.
  • Ácido hialurónico: otorga un efecto volumen o de hidratación dependiendo de sus características.
  • Lipofilling: relleno de la grasa autóloga en la cara para voluminizar las zonas hundidas.

Los resultados obtenidos son verdaderamente significativos en los casos habituales y las pacientes suelen quedar realmente satisfechas. Sin embargo, los resultados ofrecidos para casos severos de flacidez demuestran que estas técnicas no son suficientes para ellos, aquí interviene la cirugía.

CIRUGÍA PLASTICA

Para todos estos casos más graves de flacidez en la piel, recomendamos siempre esta última medida, la cirugía. La cirugía postbariátrica se encarga de retirar la piel sobrante para que la morfología del cuerpo pueda recuperar su aspecto más natural.  Afortunadamente, hoy en día la medicina dispone de una gran cantidad de técnicas y procedimientos que ayudan a reducir la masa corporal.

Los procedimientos más frecuentes para solucionar este problema de flacidez de forma quirúrgica son:

  • Lifting facial: Esta intervención está indicada en todo hombre o mujer que presente una pérdida de elasticidad cutánea, flaccidez, y arrugas en zonas determinadas de la cara.
  • Mastopexia (con o sin implantes mamarios): El pecho suele quedar caído tras una pérdida drástica de peso. El objetivo es volver a levantar las mamas y otorgarles el volumen deseado.
  • Ginecomastia: Ya sea por cúmulos de grasas o por una glándula mamaria anormalmente grande, nos permite devolverle la armonía al pectoral masculino.
  • Lifting de brazos: Consiste en la eliminación de grasa y tejido sobrante en la cara interna de los brazos, corrigiendo la flacidez y su aspecto antiestético.
  • Lifting de muslos: Con esta intervención se eliminan estos tejidos y grasas localizadas. Suele ir complementado  con una liposucción para mejorar el resultado final.
  • Abdominoplastia o dermolipectomía: Una de las cirugías más demandadas, entre otros motivos por su maravillosos resultados.  Con esta cirugía corporal conseguimos tensar la zona abdominal, eliminando excesos de grasa y piel.

El procedimiento idóneo para cada paciente siempre dependerá de las circunstancias y fisonomía de cada uno y es el médico quien junto con el paciente toman a mejor decisión.

Todas estas técnicas quirúrgicas son útiles cuando la pérdida de peso ha sido masiva y no existe posibilidad de mejora del estado de la piel mediante ningún otro procedimiento. Es decir, en los caso de severos la medicina estética no es útil.

Se puede decir que hoy en día contamos con un buen arsenal de procedimientos médico-estéticos que ofrecen excelentes resultados contra el exceso de piel y la flacidez, dando un aspecto más estético y natural después del esfuerzo realizado por los pacientes en su bajada de peso.

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.

Utilizamos cookies propias y de terceros para darte un mejor servicio. Ver nuestra política de cookies. Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR