Kim Kardashian vuelve al quirófano

kim-kardashian

Difícil, en estos tiempos que corren, hablar de cirugía estética sin mencionar a una de las Kardashian. La prueba: estábamos preparando este post sobre liposucción, y desde luego no pensábamos volver a hablar de ella en algunas semanas (porque lo hicimos hace nada) cuando los medios empezaron a hacerse eco de la intención de Kim de volver a quirófano, y no una vez sino siete, para someterse, entre otras intervenciones, a una liposucción con láser frío, eliminación de grasa de nalgas y tripa…

Sí, la mujer cuyo trasero es, como una conocida marca de sidra, famoso en el mundo entero, parece dispuesta a renunciar a su seña de identidad más acusada. No vamos a entrar, obviamente, en ningún debate sobre el físico de la señora Kardashian, en lo que a nosotros respecta, la noticia nos sirve para volver sobre una de las intervenciones que realizamos con más frecuencia, una técnica que ofrece excelentes resultados y permite a quien recurre a ella protagonizar cambios espectaculares de figura.

Pero antes de avanzar, una precisión que como profesionales de la medicina consideramos esencial: la popularidad de la liposucción, nos atrevemos a decir su banalización, no debe llevarnos a perderle el respeto: es una intervención quirúrgica entera y verdadera, y por lo tanto se debe afrontar con todas las garantías, en un ámbito hospitalario y por parte de un equipo profesional competente y cualificado.

Dicho lo cual, recordemos que la idea es sencilla: una liposucción consiste en aspirar de manera armónica, no traumática, las células grasas sobrantes, y para ello vamos a buscarlas allí donde se acumulan: en caderas, abdomen, muslos, rodillas, pantorrillas, tobillos, brazos, cara y cuello… Y como las células grasas que extraemos no tienen la capacidad de multiplicarse, podemos asegurar que una vez extraídos, los adipocitos no reaparecerán.

De la mera descripción de la técnica se colige que estamos ante una intervención localizada; también se deduce que se trata de un método de adelgazamiento: no se trata de perder peso así, en general, sino de actuar exactamente en la zona sobre la que debemos actuar, con la máxima precisión, para hacer desaparecer esas acumulaciones grasas que se resisten a los regímenes y al ejercicio físico.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.

Utilizamos cookies propias y de terceros para darte un mejor servicio. Ver nuestra política de cookies. Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR