fbpx

La flacidez tiene remedio: dermolipectomía

11 mayo, 2016Cirugía Estética

Dermolipectomía abdominoplastia

Las personas que sufren de flacidez en los tejidos abdominales, son candidatas a una dermolipectomía, operación que consiste en extirpar esos excesos de piel y en corregir ese decaimiento muscular. En especial, un hombre o mujer, que ha perdido peso muy rápidamente… o que acumula en el abdomen un exceso de piel, o de grasa, y no consigue corregirlo ni con dieta ni con ejercicio físico. Una mujer que ha tenido varios embarazos…

La intervención se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital, normalmente con anestesia general (aunque a veces, sobre todo cuando abordamos lo que llamamos «mini-abdominoplastia», podemos recurrir a la anestesia local complementada con sedación) y viene a durar unas dos horas y media, si bien no es infrecuente que se prolongue algo más, habida cuenta de que con frecuencia se asocia a otros procesos quirúrgicos como la liposucción de cintura.

¿Estas interesado en saber más sobre la abdominoplastia?

La teoría es fácil, la práctica no resulta mucho más difícil. Quienes nos visitan en la clínica suelen preguntar por las condiciones específicas del posoperatorio. Pues bien, lo habitual es que, después de la operación, el paciente deba llevar durante algún tiempo una faja especial, en ocasiones reforzada con un vendaje.

En cuanto a las posibles complicaciones, si bien es imposible descartarlas (hacerlo sería una irresponsabilidad, en esta y en cualquiera otra intervención quirúrgica), sí podemos afirmar con total tranquilidad que son extraordinariamente raras, aunque se puede producir una pérdida de vitalidad de la piel situada por encima del pubis y quizá registremos la aparición de seromas y/o hematomas que requieran evacuación.

Hablando de las dudas que nos plantean… También estamos acostumbrados a que nos pregunten si es dermolipectomía y lipoaspiración son lo mismo, o si ambas cosas se puede asociar.

¿Quieres conocer sobre la liposucción de abdomen?

La teoría es fácil, la práctica no resulta mucho más difícil. Quienes nos visitan en la clínica suelen preguntar por las condiciones específicas del posoperatorio. Pues bien, lo habitual es que, después de la operación, el paciente deba llevar durante algún tiempo una faja especial, en ocasiones reforzada con un vendaje.

En cuanto a las posibles complicaciones, si bien es imposible descartarlas (hacerlo sería una irresponsabilidad, en esta y en cualquiera otra intervención quirúrgica), sí podemos afirmar con total tranquilidad que son extraordinariamente raras, aunque se puede producir una pérdida de vitalidad de la piel situada por encima del pubis y quizá registremos la aparición de seromas y/o hematomas que requieran evacuación.

Hablando de las dudas que nos plantean… También estamos acostumbrados a que nos pregunten si es dermolipectomía y lipoaspiración son lo mismo, o si ambas cosas se puede asociar.

A lo primero respondemos subrayando que los problemas que soluciona una dermolipectomía no los remedia una liposucción, porque son intervenciones diferentes: en la primera se corta la piel y en la segunda se aspira la grasa.

A lo segundo contestamos recordando que en la mayoría de los casos conviene asociar la dermolipectomía de abdomen a la liposucción de cintura, porque con la combinación de ambas lograremos un resultado óptimo.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 34629982565 (Madrid) o al 34602259697 (Marbella, Málaga).

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.

Utilizamos cookies propias y de terceros para darte un mejor servicio. Ver nuestra política de cookies. Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR