Tratamiento

Rinoplastia Secundaria

CASOS ANTES Y DESPUES, RINOPLASTIA SECUNDARIA

Rinoplastia Secundaria

Es la cirugía estética de nariz que se realiza después de una cirugía anterior para corregir los resultados indeseados provocados por un incorrecto diagnóstico, técnica quirúrgica inadecuada o inexperiencia del cirujano.

Es un tratamiento quirúrgico muy complejo, donde la gran experiencia del cirujano así como sus conocimientos y destreza quirúrgica, es fundamental para poder ofrecer al paciente una solución satisfactoria. En ocasiones como sucede en otras cirugías complejas, pueden producirse cambios estratégicos durante la cirugía con el fin de aportar al paciente los mejores resultados.

Hay que diferenciar entre una rinoplastia secundaria y un retoque. Un retoque es aquella cirugía que se hace para mejorar, un resultado que si bien es mejorable, es un resultado bueno, pero es factible con una pequeña cirugía de ser mejorado. Sin embargo, la cirugía secundaria de nariz es una cirugía compleja donde se intenta reparar los defectos causados por una cirugía plástica anterior.

Pide cita sin compromiso

Pide cita sin compromiso. Te llamaremos en horario de oficina.

Preoperatorio

Cirugía secundaria es, sin lugar a dudas, la cirugía más compleja y la que más recursos técnicos necesita.

Preoperatorio

Cirugía secundaria es, sin lugar a dudas, la cirugía más compleja y la que más recursos técnicos necesita. Puede ser desde una simple revisión quirúrgica, utilizando las cicatrices anteriores, a un despegamiento completo y la utilización de material de injerto de costilla, de septum nasal o incluso de cartílago auricular.

¿Quién necesita una cirugía de rinoplastia secundaria?

La cirugía secundaria de nariz puede ser funcional o estética. Sería funcional en el caso de que una cirugía nasal previa haya dejado secuelas funcionales. O sea, que la nariz no cumpla su tarea principal, que es la de facilitar la respiración.

Y Obviamente también puede tratarse de una cirugía para corregir haber secuelas en el aspecto quedando defectos estéticos importantes.

Los problemas más habituales que se suelen presentar son nariz torcida, puntas chatas o muy finas, punta caída o muy cuadrada, problemas y deformidades de las alas de la nariz y también pueden ser de soporte por alteración del tabique o de los cornetes, adoptando una nariz en silla de montar o hundida.

Hospitalización

Modalidades de hospitalización: Requiere de una noche de ingreso hospitalario.

Hospitalización

Modalidades de hospitalización: Requiere de una noche de ingreso hospitalario.

Tipo de anestesia: Esta cirugía se realiza siempre con anestesia general

Duración de la intervención: Depende mucho de la cirugía puede durar desde 1 hora a 5 horas en función de cada caso.

En Rinoplastia Secundaria generalmente se utilizan técnicas abiertas, si bien algunos casos se pueden resolver de forma cerrada. Las técnicas abiertas son necesarias para corregir deformaciones importantes, aportan mayor campo quirúrgico de visión y permite un mejor manejo de los tejidos.

Esta cirugía puede ser variable, ya que si la cirugía es muy compleja puede llevar horas desde 5 o 6 horas, en el caso de que sea necesario utilizar un injerto de costilla o en los casos más simple, puede ser una cirugía rápida que se realice en una hora.

El paciente debe ser advertido de que la cirugía puede tener una duración variable dependiendo de cómo se encuentren los tejidos o el material que vamos a operar, ya que no sabemos con exactitud como es la situación o las características de los cartílagos y la estructura nasal que vamos a operar.

Con un buen diagnóstico nosotros podemos prevenir parte de, o sea, cómo es la situación aproximada de los cartílagos y de la estructura nasal que nos vamos a encontrar pero es muy común encontrarse sorpresas al despegar la nariz y disecar los cartílagos del dorso nasal.

Posoperatorio

El posoperatorio de una cirugía secundaria siempre es mucho más lento que la cirugía plástica.

Posoperatorio

El posoperatorio de una cirugía secundaria siempre es mucho más lento que la cirugía plástica normales. De hecho, nosotros decimos que en una rinoplastia primaria se pueden valorar los resultados de seis meses a un año. Pero cuando hablamos d rinoplastia secundaria, siempre hablamos de más de un año de evolución para ver los resultados definitivos

Recuperación

Tras las 24h de la cirugía el paciente podrá marcharse a casa, la férula de inmovilización dura siempre, como en narices primarias dos semanas. Primero una semana de férula de aluminio, evitando la utilización de vendas de yeso lo que mejora considerablemente el aspecto de la paciente tras la intervención y después una semana de esparadrapo.

Una semana tras la cirugía suelen retirarse los puntos. A partir de los 14 días prácticamente no quedan hematomas.

Baja

Pese a que el paciente se encuentre bien prácticamente desde el segundo día necesitará una baja laboral de una semana y deberá esperar de uno a dos meses para poder volver a realizar deporte.

Consejos

Es útil para controlar la inflamación utilizar compresas frías y evitar sonarse la nariz durante 48 horas, así como dormir con la cabeza un poco elevada. El paciente debe evitar el apoyo de gafas el el dorso nasal durante el primer mes.
No se debe fumar, ni hacer ejercicios bruscos. Se deben seguir estrictamente las indicaciones del cirujano.

Preguntas frecuentes sobre la cirugía Rinoplastia Secundaria

¿Es una operación dolorosa?

Igual que la rinoplastia primaria, la rinoplastia secundaria para nada es una operación dolorosa y aunque en ocasiones el posoperatorio parezca alarmante (por el hematoma) en realidad es muy llevadero.

¿Cómo me va a quedar?

Es la pregunta más frecuente. Hay que tener en cuenta que la cirugía depende del trabajo que realiza el cirujano, pero también es verdad que depende, y en gran medida, de las características especiales del paciente.

O sea de la calidad de los tejidos, tanto del grosor de la piel, como de la calidad, elasticidad y estructura de las de los cartílagos y los huesos. También influye la evolución particular de cada paciente, por ejemplo a veces la punta nasal puede evolucionar con fibrosis y dar un aspecto engrosado, no deseado y que es inevitable, por excelente que sea la técnica quirúrgica utilizada.

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.