Inicio »Medicina Estética Facial » Tratamiento anti-arrugas

Tratamiento anti-arrugas

Uno de los tratamientos más demandados por los pacientes que acuden a consulta. Es la necesidad y el deseo de acabar con las inestéticas arrugas provocadas por  pérdida de peso, envejecimiento biológico, o por factores externos como la exposición solar prolongada o temperaturas extremas.

Tipos de tratamiento anti-arrugas

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje aproximado, equivalente a miles de veces su peso, lo que hidrata, y reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Además de alisar los pliegues subcutáneos estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. El ácido hialurónico se inyecta donde no hay músculo, bajo la piel donde está la arruga. Los resultados son excelentes y muy naturales.

Toxina Botulínica

Utilizando la toxina botulínica se consigue la relajación temporal de los músculos faciales, la piel estará tersa y mejoran las líneas de expresión. Es una técnica segura, en la que se infiltra el producto en dosis muy pequeñas consiguiendo bloquear la transmisión nerviosa que contrae los músculos que se mueven al gesticular. Es una técnica que no tiene prácticamente efectos secundarios aunque fruto de la infiltración pueden aparecer pequeños hematomas en los puntos en los que se ha aplicado el producto. No tiene contraindicaciones y los resultados se ven en dos o tres días.

Vídeo toxina botulínica