Tratamiento

Gluteoplastia secundaria

Casos antes y después, Gluteoplastia secundaria

Gluteoplastia secundaria

 

La gluteoplastia secundaria o remodelación quirúrgica de los glúteos, es una cirugía estética que levanta, modela, redondea y embellece los glúteos cuando ya se ha pasado por una intervención primaria de prótesis de glúteo.

Es una cirugía plástica que tiene muy buenos resultados cuando es realizada por un cirujano cualificado, utilizando las técnicas adecuadas y los implantes que requiere cada caso.

Cuando los resultados son indeseados o no exitosos se pueden corregir con cirugía secundaria denominada «Gluteoplastia Secundaria».

La gluteoplastia secundaria deben ser realizada por un experto, la cirugía tiene las mismas características y complicaciones que una gluteoplastia primaria, pero con el agregado que los tejidos están fibrosados, con cicatrices y han perdido su anatomía original, con lo cual la habilidad y experiencia del profesional son imprescindibles para lograr los objetivos.

1) ¿Quién necesita una gluteoplastia secundaria?

La gluteoplastia debe repetirse en los siguientes supuestos:

  • Cuando la prótesis se ha colocado delante del músculo glúteo mayor, osea debajo de la piel, puesto que con el paso del tiempo desciende, y cuelga por efecto de su propio peso. En la gluteoplastia secundaria se retiran los implantes y se colocan en el sitio correcto, debajo del glúteo mayor lo que devuelve el aspecto redondeado y de proyección al glúteo.
  • Cuando se utilizan prótesis que no son específicas para los glúteos. Se han encontrado casos en que los pacientes llevaban implantes mamarios, estos son más frágiles que los de glúteos y menos resistentes por lo tanto se rompen.
    Malas cicatrices: según la habilidad quirúrgica del cirujano, las incisiones se realizan en distintas zonas.

En el caso de pacientes que tengan una nalga aplanada y sin proyección, sobretodo en la visión de su perfil o deseen aumentar sus glúteos por estética deben realizarse una gluteoplastia primaria o intervención de aumento de glúteos.

2) Hospitalización e intervención de gluteoplastia secundaria

  • Tipo de anestesia: Se realiza con anestesia general o epidural. Es imprescindible para la introducción de la prótesis que el músculo glúteo mayor esté totalmente relajado.
  • Duración de la intervención: Aproximadamente una hora de intervención.

Cuando las incisiones son en el pliegue interglúteo o se realizan dos incisiones paralelas entre sí en la línea mucosa y distantes 5 cm, entre sí, puede ocurrir que ya sea por la zona o por la extensión queden antiestéticas y molestas para el paciente.
En casos de accidentes o traumatismos aunque sean leves se puede formar un Seroma, que es la acumulación de líquidos en la zona del implante y es necesario evacuarlos.

La intervención realizada por el Dr. Fernández Blanco es una sola incisión en la línea interglútea, lo que favorece su cicatrización, es la más estética y con el tiempo casi imperceptible.

A través de una incisión en la línea interglútea (entre las dos nalgas), se accede al músculo Glúteo Mayor, al que se atraviesa, creando un bolsillo bajo el mismo. Este hueco que alojará la prótesis, se sitúa en la zona donde usualmente se lleva la cartera en un pantalón, de manera que una vez introducida, la prótesis no estará en un punto de apoyo cuando el paciente se siente.

El cierre de la intervención se realiza con sutura intradérmica, quedando una cicatriz fina y disimulada en el surco interglúteo.

3) Elección de la  nueva prótesis de glúteo

El tipo de prótesis elegida (con forma de almendra o con forma redonda) dependerá del resultado buscado y de las recomendaciones del cirujano. Durante las consultas previas a la operación, el doctor en cirugía analizará la zona y, en función de los resultados deseados por el paciente, elegirá la mejor opción. En este tipo de intervención, la colocación de la prótesis debe ser especialmente cuidadosa, para lograr al mismo tiempo cumplir con las expectativas del paciente y alcanzar simetría en el aspecto de ambas nalgas.

4) Proceso posoperatorio de la gluteoplástia secundaria

Al paciente se le coloca una faja para la compresión de la zona e inmovilización de la prótesis, y se le permite la bipedestación inmediata.

Ahora bien, aunque el paciente pueda andar después de la intervención, debe guardar reposo acostado boca abajo o boca arriba, evitando colocarse de lado para no someter la sutura a tensión.

Recuperación

Ya que la zona es vital en el día a día y para evitar incomodidades, los implantes quedan alojados en la parte de la nalga que coincide con el lugar donde se guarda la cartera del pantalón. De este modo, se busca que el paciente no se apoye directamente en las prótesis cuando se siente.

Baja

Se puede hacer una vida normal sin esfuerzos a las 48 horas.

5) Posibles complicaciones de la gluteoplastia secundaria

Infección: Su aparición es rara, ya que siempre se usan antibióticos para prevenirla. Su aparición obliga en la mayoría de los casos a retirar la prótesis y esperar varios meses antes de volver a colocarla.
Desplazamiento de la prótesis: Es debido fundamentalmente a la elaboración de un bolsillo exagerado.
Deshiscencia de suturas: Debido al exceso de trabajo y tensión sobre la cicatriz, cuando en paciente no guarda el debido reposo.

6) Preguntas frecuentes sobre la gluteoplastia secundaria

¿Se rechaza la prótesis?

La prótesis no se rechaza.

¿Hay riesgo de cápsula retráctil o encapsulamiento como en los implantes mamarios?

No hay peligro de cápsula por el lugar anatómico en que se realiza el implante.

Pide cita sin compromiso

Pide Cita
¿Elige la ciudad donde quieres la cita?
Consiento expresamente que me puedan enviar información

Pide cita sin compromiso, primera consulta gratuita.
Te llamaremos en horario de oficina.