Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Hiperhidrosis o sudoración excesiva, el botox como tratamiento

El sudor del organismo se produce para lograr regular su temperatura.  Los pacientes que sufren  hiperhidrosis producen una cantidad de sudor que supera ampliamente la cantidad necesaria para la regulación su temperatura.

La causa de la hiperhidrosis no es clara, podría tener  base genética ya que dos tercios de los pacientes tienen antecedentes familiares que la han padecido. Se cree que la hiperhidrosis o sudor excesivo se  puede incrementar por estrés, emociones o el ejercicio, pero con mucha frecuencia ocurre espontáneamente.

La hiperhidrosis es muy incómodo a  nivel social como  profesional, y puede afectar mucho la autoestima y la seguridad personal.

La hiperhidrosis puede comprometer una parte del cuerpo o todo.

Puede afectar :

Palmas de las manos (hiperhidrosis palmar)

Axilas (hiperhidrosis axilar):

En la cara (hiperhidrosis facial)

Los pies (hiperhidrosis plantar)

Cuando la hiperhidrosis es generalizada,  está causada por una afección médica existente, como la hiperactividad de la glándula tiroides.

Tratamientos:

Desodorantes con cloruro de aluminio : los desodorantes que contienen altas concentraciones de cloruro de aluminio que ayuda a tapar las glándulas sudoríparas y reducir el sudor

Inyección de BOTOX o  Toxina Botulínica Tipo A: Un tratamiento mínimamente invasivo con licencia en el España para ayudar a los pacientes con hiperhidrosis axilar primaria severa (sudoración excesiva de las axilas) .

La toxina botulínica tipo A (Botox)  se inyecta en la piel en pequeñas dosis y actúa bloqueando las señales nerviosas que regulan las glándulas sudoríparas, provocando la reducción de la cantidad de sudor producida. Los efectos duran  entre 4 y 8 meses dependiendo de cada persona.

Otros Tratamientos:

Estimulación Eléctrica (iontoforesis): Consiste en colocar las manos o los pies en un baño de agua a través del cual se hace pasar una corriente eléctrica débil. Se cree que la corriente provoca el taponamiento de las glándulas de sudor o induce una carga eléctrica en la glándula que interrumpe la secreción. Los afectados necesitarán aproximadamente de dos a cuatro sesiones a la semana y los síntomas deben mejorar después de entre cuatro a diez sesiones. Se necesitan tratamientos posteriores en intervalos de una a cuatro semanas, dependiendo de la gravedad de los síntomas.

Tratamientos quirúrgicos: Incluyendo la simpatectomía transtorácica endoscópica (ETS en inglés), considerada generalmente como último recurso, cuando otras opciones menos invasivas no proporcionan un alivio adecuado de los síntomas.

Si quieres consultar con nuestro experto el Dr. Fernández Blanco, pide tu cita al 915 54 09 24 o déjanos un mensaje en nuestro Facebookhttps://www.facebook.com/pages/Cl%C3%ADnicas-Fern%C3%A1ndez-Blanco-de-Cirug%C3%ADa-y-Medicina-Est%C3%A9tica/175259475818553

 

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *