Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Motivaciones varias para diferentes rinoplastias

Motivaciones varias para diferentes rinoplastias

Los motivos estéticos y los tumores nasales son las razones fundamentales por las que se recurre a la cirugía nasal, pero no las únicas. En las rinoplastias por motivos estéticos se suele recurrir a técnicas conservadoras, que buscan la naturalidad, mientras que en las reconstrucciones como consecuencia de un cáncer, la prioridad es erradicar el tumor para después reparar la nariz lo más estéticamente posible.

Rinoplastia secundaria

Aproximadamente el 6% de los pacientes que se someten a una rinoplastia estética necesitan volver a ser intervenidos para realizar pequeños retoques.

Estos suelen consistir en un ligero limado del dorso o una corrección de asimetría en los cartílagos de la punta de la nariz. Pero en ocasiones, debido a una excesiva extirpación de la estructura osteocartilaginosa, queda un dorso excesivamente hundido y puede ser necesaria una rinoplastia secundaria, utilizando cartílago y hueso tomado de una costilla o cartílago tomado del pabellón auricular para reconstruir la nariz.

En los pacientes que presentan problemas funcionales, ya sean motivados por hipertrofia de cornetes, rinitis alérgica o desviación del tabique nasal, se puede combinar la cirugía funcional con la estética de la nariz en una misma operación.

Reconstrucción nasal como consecuencia del abuso de drogas

El consumo excesivo y habitual de cocaína lleva asociado una falta de riego sanguíneo a los tejidos nasales que aumenta a medida que crece dicho consumo y provoca la muerte de los mismos, con la consecuente perforación del tabique nasal y deformación de la nariz. Para que la reconstrucción de la nariz tenga éxito y el efecto de la rinoplastia sea permanente es imprescindible que el paciente ya no sea consumidor de cocaína.

Deformidad nasal como consecuencia del labio leporino y el paladar hendido

El labio leporino y el paladar hendido son un defecto congénito que afecta a la nariz, al labio y al paladar como consecuencia de la falta de unión de las estructuras faciales durante el desarrollo embriológico. Actualmente, la corrección de la deformidad nasal y del labio se realiza a los tres meses de vida del paciente, cerrando la fisura del paladar varios meses después. De este modo, en una primera intervención se corrige la parte funcional y estética externa facial, y en una segunda, se realiza el cierre del paladar y la reconstrucción funcional, con la consiguiente mejora en la forma de hablar de estos pacientes. En la edad adulta estos pacientes pueden presentar un leve defecto subsanable con una rinoplastia secundaria.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, o llama al 915 54 09 24.

 

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *