Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Pequeñas y grandes, todas acaban cayéndose

Mastopexia prótesis

Cualquiera que haya visitado una consulta médica, pasado por un hospital… o se haya sentado frente a un televisor al que se estuviera asomando el doctor House sabe que el mundo de la medicina está lleno de nombres extraños, complejos, sin duda etimológicamente justificados pero difíciles de pronunciar. Y la cirugía estética no es una excepción.

Mastopexia es uno de esos palabros. Llamamos así al procedimiento quirúrgico diseñado para elevar las mamas caídas y recuperar su firmeza, algo que sucede de manera casi inevitable con el paso de los años, por la implacable fuerza de la gravedad, y que se acentúa si la mujer ha pasado por uno o varios embarazos, si ha dado el pecho a sus bebés… El caso es que la mama tiende a caer, y simultáneamente pierde su forma, un fenómeno conocido como ptosis mamaria.

Ptosis, sí, otro vocablo que necesita una explicación… Ptosis es caída, y si de ptosis mamaria hablamos es evidente que nos referimos a los pechos caídos.

Por definición, se considera que hay una ptosis mamaria cuando el complejo areola-pezón se sitúa por debajo del surco mamario. La hay leve, moderada, severa… ¡incluso falsa! Entonces la llamamos pseudoptosis, que es la que se produce cuando el pezón está por encima del surco, pero debido a la falta de contenido mamario la mama parece estar caída. En este caso no es necesario realizar una mastopexia, la mayoría de los casos se resuelve mediante el implante de una prótesis mamaria de volumen adecuado.

Pero volvamos a la ptosis mamaria verdadera, esa que encuentra solución gracias a la mastopexia.

Las mujeres que la padecen tienen un exceso de piel en comparación con el volumen mamario subyacente, una piel que suele ser muy fina, ha perdido la elasticidad y presenta estrías. Además, el tejido glandular es bastante móvil sobre la pared del tórax por el adelgazamiento de los ligamentos que suspenden la mama.

Un inciso: la caída de la mamas es independiente del volumen mamario, es decir, puede haber ptosis mamaria con pechos de pequeño tamaño y con hipertrofia de mama.

Seguimos. En la ptosis mamaria la piel ha cedido, lo que nos exige retirar, en mayor o menor grado, el excedente de piel existente. De ahí que el paso más determinante del acto quirúrgico se realice antes de la cirugía, cuando marcamos con rotulador las líneas por donde luego se incidirá para retirar la piel sobrante.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *