Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Reequilibrando el volumen facial: injerto de grasa en las mejillas

injerto-de-grasa-en-mejillas

Quien más quien menos, todos escuchamos las palabras “cirugía plástica” y las asociamos inmediatamente con liftings, mamoplastias y liposucciones. Eso significa que hay otras intervenciones menos populares, si se nos permite el término. Menos conocidas, a pesar de que sus resultados pueden cambiar vidas. El injerto de grasa en mejillas es una de ellas.

Se utiliza en cirugía plástica desde hace décadas, y fue perfeccionada por el dr. Sydney Coleman, quien desarrolló su propia técnica para mejorar defectos estéticos principalmente en la mejillas.

Recurrimos al injerto de grasa en las mejillas para reparar defectos del tejido adiposo en la cara, deterioros ocasionados por procesos naturales como el envejecimiento o debidos a patologías que afectan a este tejido: el SIDA, traumatismos o inyecciones de corticoides destinadas a corregir otros defectos. También se lo aconsejamos a pacientes que presentan asimetrías faciales.

Evidentemente, lo que perseguimos es corregir el volumen facial, algo que conseguimos resaltando determinadas zonas del rostro (los pómulos o el borde mandibular y labios, es decir, los puntos de incidencia de la luz) y armonizando las áreas deprimidas en el centro de las mejillas.

La técnica consiste en extraer grasa, normalmente de la región abdominal periumbilical; centrifugar el material obtenido para separar el tejido graso útil; y por fin, inyectar la grasa, en pequeñas cantidades y a diferentes profundidades, en la zona objeto de tratamiento.

Es una operación relativamente sencilla y de corta duración (en torno a 1 hora) que se puede hacer con anestesia local, tal vez complementada con una sedación administrada por el anestesista para comodidad del paciente. Nuestra intervención genera una pequeña inflamación en la zona donante (que se recupera en pocos días) y edematiza la zona tratada (sobre todo durante las primeras 48 horas, por lo que es aconsejable aplicar frío local y tomar antiinflamatorios orales).

Los pacientes enfrentados a una cirugía de estas características suelen preguntarnos si la grasa que inyectamos llegará a reabsorberse o, dicho de otro modo, si el efecto obtenido desaparecerá con el paso del tiempo. Es cierto que está descrita la reabsorción de un porcentaje del material inyectado, sin embargo, si realizamos la técnica de manera correcta la reabsorción será mínima por lo que no se recomienda sobrecorregir (colocar más de la cantidad necesaria).

El injerto de grasa en las mejillas ofrece resultados probados. En definitiva, una técnica muy eficaz tanto para corregir un defecto congénito como uno sobrevenido.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *