El antes y después de Britney Spears

El antes y después de Britney Spears

El pasado 22 de mayo, Britney Spears hizo su triunfal aparición en la alfombra roja de los Billboard Music Awards. No era una mera invitada, a ella correspondía el honor a abrir la gala con un popurrí de sus grandes éxitos.

El vestido que llevaba, según cuentan los plumillas y reflejan las fotos, no había sido concebido para pasar desapercibida. Bastará con decir que la ropa que la cubría descubría más que arropaba. Pero lo cierto es que nadie perdió demasiado tiempo analizando las telas porque la pregunta a la que todo el mundo buscaba respuesta desesperadamente era: ¿ha pasado por quirófano?

A Britney Spears la que conocemos desde que muy joven se convirtió en princesa planetaria del pop. No ha tenido una vida sencilla, y sus cambios de fortuna han venido siempre subrayados por cambios físicos que han sido objeto de infinidad de comentarios.

Cumplidos, los 34, su imagen actual queda muy lejos de la de esa adolescente que cautivó a medio mundo. Pero siempre, incluso en sus peores momentos, había mantenido un aire natural que muchos seguidores apreciaban. Ahora, según recogen las crónicas, quienes el día de autos estuvieron a su vera confirman que la naturalidad ha quedado atrás: « ¡Ni siquiera se parece a su ser original ya! —dice en esta crónica alguien no identificado—. En realidad, se parece más a Iggy Azalea», otra celebrity, conocida por sus frecuentes intervenciones.

Por supuesto, los estudiosos del famoseo también sopesaron la posibilidad de que todo fuera efecto causado del maquillaje… pero al final convinieron en que el cambio es más propio de un bisturí, que de una brocha.

De hecho, los medios llevan tiempo hablando de los cambios de Britney: en Yahoo Lifestyle Australia dijeron que estaba «irreconocible» y Huffington Post informó de que se había retocado los labios. Algo que ella reconoció, al tiempo que justificaba su aspecto con referencias al uso de cremas casi milagrosas.

En fin. Suponemos que no hace falta decir que Spears tiene, como todo el mundo, derecho a someterse a las intervenciones estéticas que desee, y que en su mano y en la del profesional al que acuda está el discernir qué le conviene y qué no. Aunque quizá sí sea conveniente recordar que la cirugía y los tratamientos estéticos, faciales y corporales, están a nuestro servicio, nos ayudan a estar mejor con nosotros mismos y frente al mundo.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).