Cómo elegir al mejor cirujano plástico: 5 consejos

15 marzo, 2018Cirugía plástica

Cómo elegir al mejor cirujano plástico: 5 consejos

Los momentos previos a una intervención de cirugía estética son clave para el bienestar de un paciente. La elección del profesional apropiado será vital. Por lo general, un buen cirujano plástico será alguien en quin podamos confiar durante todos los procesos propios de las intervenciones estéticas.

¿Cómo saber qué cirujano es adecuado y qué hay que tener en cuenta para elegirlo?

  • Es un profesional titulado y con experiencia. El requisito número uno será que el cirujano cuente con el título correspondiente. En el caso de España, deberá ser Licenciado en Medicina con la especialización en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Puedes comprobar que el cirujano está titulado a través del censo que ofrece la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Será también ideal que el profesional haya sido premiado por su trayectoria profesional, y es mejor si podemos conocer el número de años que ha ejercido la profesión o la cantidad de operaciones que ha realizado.
  • Trabaja en una clínica idónea. Un buen cirujano plástico opera en un centro avalado y certificado. La clínica debe cumplir las más estrictas normas de sanidad y pulcritud. Además, tratará siempre de estar a la última en tecnología y de rodearse del mejor equipo de profesionales.
  • Facilita un proceso transparente. Un cirujano adecuado dará la posibilidad de conocer las experiencias de anteriores clientes. También es importante por ello la presencia del doctor y de la clínica en internet: ¿su web es informativa? ¿Es transparente? ¿Proporciona pruebas gráficas de anteriores operaciones? ¿Se puede acceder al currículum del cirujano? Si estas respuestas son afirmativas, el cirujano y su clínica están siendo transparentes y, por lo tanto, serán adecuados.
  • No promete milagros. Una publicidad agresiva sobre los prodigios de ciertos tratamientos o unos precios bajos no son señal de que ese sea el cirujano plástico apropiado. Toda intervención conlleva ciertos riesgos y procesos de curación. Además, por lo general, los precios excesivamente reducidos suelen repercutir en la calidad del servicio o de tratamiento.
  • Proporciona un trato cercano y realista. En este sentido, la reunión con el cirujano que realizará la operación es significativa. Lo mejor es acudir preparado/a y hacer las preguntas sobre el procedimiento que pudieran surgir. Un buen profesional resolverá todas las dudas y detallará la información. A la par, debería escuchar las necesidades del paciente. Además, explicará los beneficios de la operación pero también dará información sobre las limitaciones de ésta. Es decir, a la salida de la consulta, el paciente tendrá una visión realista de la intervención y de sus riesgos, incluyendo detalles sobre el postoperatorio.