Expectativas realistas ante un aumento de pecho

20 junio, 2018Cirugía Estética

tipo 4

El aumento de pecho mediante prótesis mamarias es una de las operaciones de cirugía estética más demandadas en España. Son muchísimas las pacientes que dan fe de sus excelentes resultados. No obstante, antes de someterse a este procedimiento, es conveniente tener unas expectativas adecuadas sobre la intervención.

Con los implantes de mamas, se busca conseguir volumen en un pecho que antes resultaba escaso para la paciente. Gracias al aumento del pecho en una o dos tallas, el torso gana en voluptuosidad, pero también en belleza y armonía.

El aumento de pechos es adecuado para las mujeres que se ven con un pecho poco abultado y quizás sufren algún tipo de complejo por ello. También es oportuno para los pechos que presentan una asimetría muy marcada (cuando uno de los pechos es perceptiblemente mayor que el otro). Es igualmente válido para reafirmar los pechos caídos tras el periodo de lactancia o una pérdida de peso notable.

Lo que corrige esta operación no son unos pechos pequeños, sino el escaso volumen en relación con la morfología general de la paciente. Mediante el implante de prótesis de pecho, se busca que el tamaño del pecho vaya acorde con el resto del cuerpo.

Por ello, y respecto a los objetivos que debe marcarse la paciente, se debe hablar con el cirujano de un modo claro y sincero. Éste le aconsejará sobre la talla más conveniente de acuerdo a su morfología, buscando la armonía en arreglo al resto del cuerpo. De no seguirse esta regla, si la paciente buscara un aumento de pecho exagerado para su anatomía, podrían aparecer con el tiempo varios problemas, como dolores de espalda.

Respecto a las expectativas sobre el postoperatorio, de nuevo la paciente debe conocer de forma totalmente transparente cuáles serán los cuidados durante este periodo.

Se trata de una operación de cirugía estética que presenta una recuperación en ocasiones algo dolorosa. La paciente podrá sentir hinchazón y tensión y quizás aparezcan algunos cardenales. Además, es común apreciar molestias al levantar los brazos en los primeros días, y se le recomendará un tratamiento con analgésicos.

Por otro lado, para continuar su mejoría durante el siguiente mes, la paciente deberá llevar un sujetador especial y no será recomendable que realice ninguna actividad deportiva en el siguiente mes o los siguientes dos meses.

Los posibles problemas que se derivan de un aumento de pecho van desde la evolución anómala de la cicatriz hasta el encapsulamiento de la prótesis o el desacuerdo de la paciente con los resultados finales. La solución pasará por acudir a un especialista de cirugía estética secundaria que lo resuelva.