Estudio: Bio-Alcamid y sus complicaciones

Un estudio realizado en Canadá indica que cerca de 1 de cada 25 personas que se hicieron rellenos faciales con BioAlcamid experimentaron infecciones en el sitio de la inyección. (enlace en inglés con información sobre diferentes estudios realizados). Este relleno es una endoprótesis formada por alquilimida y agua, suele usarse para tratar la pérdida de grasa en la cara, llamada lipoatrofia, frecuente en personas VIH positivas. También se utiliza para rejuvenecimiento facial en relleno de surcos, para aumento de labios, y en otras zonas del cuerpo para aumento de glúteos y pantorrillas.

En el citado estudio, se revisaron las historias clínicas de 263 personas VIH positivas, las cuales todas habían sido tratadas con un antibiótico antes y después del tratamiento. A pesar de los antibióticos, un 19% tuvo una infección en el sitio de inyección algún tiempo después del procedimiento. Las razones de la infección fueron provocadas por el  BioAlcamid en un 5% de los pacientes.

Debido a estos resultados y a la preocupación creciente durante los últimos años de infecciones con BioAlcamid, sería conveniente que las personas exploraran el uso de otros tipos de rellenos faciales.

Si bien en España es legal desde el año 2001, muchos expertos desaconsejan sus uso debido a las complicaciones que provoca a medio y largo plazo, aunque sea un material biocompatible y de fácil manipulación.

El material se inyecta y aunque en principio su resultado es satisfactorio, no se aconseja ya que su retirada y resolución de las complicaciones es muy compleja.

La solución para la extracción de BioAlcamid es la  cirugía de extracción y retiro de biopolímeros, que se realiza para eliminar anomalías provocada por un exceso de material sintético.

Si deseas consultar con nuestro experto en cirugías secundarias, Dr. Fernández Blanco, pide tu cita.