Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Tonifica el cuello para combatir la papada

Prevenir papada y tonificar el cuello

Es ley de vida: a partir de una cierta edad, que los más pesimistas sitúan en torno a los 30 años y los más optimistas retrasan un poco, los músculos de la mandíbula (y no son los únicos, pero son los que afectan a lo que aquí queremos tratar) empiezan un proceso de pérdida de tensión, lo cual tiene dos consecuencias muy visibles: el óvalo facial se desdibuja y la papada o doble mentón se desarrolla.

Es cierto que no todos vivimos ese cambio ni en el mismo momento vital ni a la misma velocidad, pero a todos nos llega.

Es también verdad que mucho depende de la genética de cada cual.

Pero el que lo sepamos inevitable no significa que tengamos que resignarnos. Y aunque lo que acabamos de escribir parece una contradicción, no lo es.

De entrada, porque en última instancia siempre se puede recurrir a un lifting cervico-facial o uno de cuello para remodelar los tejidos o a una liposucción de papada, intervención quirúrgica que permite eliminar la grasa que se acumula desde el mentón hasta el cuello.

Pero sobre todo porque en nuestra mano está adoptar hábitos que nos ayudarán a cuando menos retrasar el desarrollo de la papada.

Nuestros consejos son:

  1. Sigue una dieta que te ayude a prevenir la acumulación de grasas y retención de líquidos, es decir, una dieta rica en frutas, verduras y productos integrales en la que los alimentos ricos en sodio (la sal, las conservas, por ejemplo) y las grasas de origen animal estén muy limitados.
  2. Hidrata convenientemente la piel de la zona, incluso con un producto específico de efecto tensor. En verano (y no sólo), utiliza crema de protección solar para evitar los peores efectos del envejecimiento de la piel.

Otro día hablaremos de esos ejercicios que también son útiles en la batalla contra la papada, aunque desde ya os adelantamos uno que es sencillo y eficaz: de pie o sentado pero con la espalda bien estirada, eleva la barbilla y frunce los labios como si quisieras besar el techo. Cuando completes el estiramiento, vuelve a tu postura natural (manteniendo la columna bien recta), y repite el ejercicio. Haz una serie de 10 veces todos los días, verás como logras tonificar tonifica los músculos de la mandíbula, el cuello y la garganta.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *