Comunicado: no aconsejan el uso de ácido hialurónico para aumento de mamas

El ácido hialurónico es un material autorizado que los cirujanos utilizan como relleno en diversas partes blandas del cuerpo, como los glúteos, el pecho o zonas concretas de la cara.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) emitió un comunicado en el que informó de la «restricción del uso del implante de relleno inyectable Macrolane [una de las marcas con que se comercializa el ácido hialurónico] para el aumento del volumen mamario con fines estéticos, debido a que puede interferir en las técnicas de detección precoz de cáncer de mama».

Sin que el asunto suponga un problema grave, pues el material está perfectamente homologado y se ha venido aplicando con asiduidad en todo tipo de intervenciones, los cirujanos insisten que todavía se emplea en muchas clínicas como relleno y en ese sentido es más prudente optar por otro material.

Los especialistas dicen que «en algunos casos se ha comprobado que el ácido hialurónico puede inducir a error al ecografista cuando practica una mamografía rutinaria». Por tanto, es posible que este material oculte en determinadas pruebas la presencia de un tumor en el seno.

El producto no presenta inconvenientes cuando se aplica en otras partes del cuerpo, pero es preferible evitarlo para rellenar el pecho por las implicaciones oncológicas descritas.

La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de Productos de Salud fue la que comunicó el problema a la AEMPS, al igual que hizo con el resto de las autoridades europeas, y la necesidad de restringir el uso de los implantes de relleno inyectables.

Estudio francés

La decisión fue motivada por los resultados de un estudio que puso en evidencia los riesgos inherentes de la inyección de estas sustancias en el pecho, al poder interferir «en los exámenes de exploración física y en la lectura de las mamografías para la detección precoz del cáncer de mama».

En Francia el único producto afectado por la decisión es el gel de ácido hialurónico inyectable Macrolane fabricado por la empresa Q-Med AB, de Suecia. Sin embargo, la agencia española avisa de que en nuestro país hay otros similares que quedarían sujetos a idéntica advertencia.

A raíz de la publicación del estudio en Francia, las autoridades sanitarias suecas comunicaron a las europeas que Q-Med AB cancelará la comercialización del Macrolane para la indicación de aumento de volumen mamario. Según el comunicado de la Aemps, la propia firma, que es una división de Galderma, informaría a los profesionales sobre su decisión de no continuar con esa indicación.

La agencia española, además de recomendar en su nota a los profesionales que no utilicen el producto con esa finalidad, sugieren que se informe a las mujeres que hayan sido tratadas con estos implantes inyectables para que conozcan el riesgo.

Si deseas más información contacta con nuestro equipo a [email protected]

o a traves de nuestro facebook https://www.facebook.com/?ref=logo#!/pages/Cl%C3%ADnicas-Fern%C3%A1ndez-Blanco-de-Cirug%C3%ADa-y-Medicina-Est%C3%A9tica/175259475818553