Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

Rinoplastia. Cuidados durante el postoperatorio

Rinoplastia. Cuidados durante el postoperatorio

Una de las cuestiones que más plantean los pacientes de rinoplastia es cómo es el proceso de recuperación tras la cirugía y qué  medidas tomar durante el postoperatorio para que este sea lo más rápido e indoloro posible.

Son necesarios al menos un par de días antes de poder volver a realizar las tareas habituales de nuestra rutina; y alrededor de una semana es lo que se está de baja antes de volver al trabajo, escuela, etc. La vuelta al trabajo no implica que se esté completamente recuperado, para lo cual pueden ser necesarias varias semanas.

Si hablamos de resultados definitivos, debemos esperar un periodo de hasta un año para poder valorarlos de manera fidedigna. Son habituales los moratones y la hinchazón durante los primeros días, que en un periodo de dos semanas deben haber desaparecido.

En cuanto a las molestias del postoperatorio, éstas abarcan inflamación, congestión nasal y dolor de cabeza, especialmente durante las horas posteriores a la cirugía, que se podrán tratar con analgésicos, hielo, y por supuesto con reposo.

Para prevenir posibles hemorragias y permitir una correcta cicatrización, hay que evitar sonarse la nariz durante unos días, aunque sintamos la necesidad de hacerlo. También trataremos de mantener la cabeza inclinada hacia atrás al dormir, y siempre que podamos.

Cuidados tras la rinoplastia                                                              

Para obtener los mejores resultados en una rinoplastia es necesario no solo una cirugía satisfactoria, sino un postoperatorio adecuado. El cirujano explicará al paciente las pautas y recomendaciones a seguir, y que en líneas generales son los siguientes:

  • Tratar la inflamación con compresas frías y dormir con la cabeza elevada, siempre boca arriba.
  • Evitar sonarse la nariz durante al menos 48 horas tras la operación. Si tenemos que limpiarnos los orificios nasales, utilizaremos una solución salina.
  • No utilizar gafas durante al menos un mes, ya que ejercerán presión sobre el tabique nasal.
  • Evitar el consumo de alcohol durante al menos un par de semanas, y el tabaco durante unos meses, ya que impide una correcta cicatrización.
  • No realizar ejercicios físicos bruscos ni de contacto hasta que el cirujano dé el visto bueno.
  • Evitar asimismo gesticulaciones con la cara tales como reír o llorar durante los días posteriores a la cirugía. También al lavarnos los dientes, haciéndolo de forma suave.
  • Comer alimentos blandos que no requieran demasiada masticación.
  • Seguir las prescripciones del cirujano en cuanto a medicación.
  • Lavarse la cara con agua fría, evitando que se moje la nariz.
  • Evitar el contacto directo con el sol y usar protección solar de factor alto.
« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *