Cirujano plástico Marbella (Málaga)
Madrid: 915 540 924 · Marbella: 952 850 468
Whatsapp: 629 982 565

Cirujano Plástico » Home Blog

El pan de espelta y sus beneficios para la salud

Pan de espelta y sus beneficios para la salud

De un tiempo a esta parte, el pan de espelta ha adquirido una gran notoriedad debido a sus contrastados beneficios para la salud y el organismo, y así ha contribuido a mejorar la fama de un alimento, el pan, que durante unos años fue denostado y quedó relegado en nuestras dietas pero que, poco a poco, recupera el protagonismo que nunca debió perder.

Ocurre con cierta frecuencia: un alimento se pone de moda y, de pronto, todo el mundo elogia sus propiedades, decide que no hay dieta posible sin él, lo recomienda fervorosamente…

A veces, esas oleadas no tienen más razón de ser que una inteligente campaña de promoción comercial. Pero, en otras, podemos felicitarnos por el descubrimiento porque, en efecto, sus beneficios son constatables. Es el caso del pan de espelta.

La espelta es, en realidad, trigo: Spelta Triticum, trigo espelta, es decir, no es algo completamente distinto o ajeno al trigo normal, el Triticum Eestivum. Su ventaja es que, a diferencia de lo que ocurre con otros cereales, no ha sido hibridado. De ahí la mayoría de sus excelencias, entre las cuales (y aunque no son el objeto de este post) destacan su resistencia a las plagas y las enfermedades.

De entrada, la espelta tiene menos gluten y más fibra que su primo el trigo común, por lo que resulta más digerible: la cantidad de gluten que contiene no lo hace apto para celíacos, pero sí para personas alérgicas al trigo; y la de fibra lo convierte en un gran aliado de quienes sufren estreñimiento.

Tiene también mayor cantidad de un aminoácido que influye positivamente en nuestro bienestar físico y mental: el triptófano. De ahí que también esté de moda en algunos complementos alimenticios de venta en farmacias y parafarmacias. Pero, pudiéndolo tomar de manera natural, ¿quién necesita suplementos?

Hay que ser siempre precavidos con este tipo de listas de beneficios, pero lo cierto es que las que se le atribuye al pan de espelta es larga: artritis, jaquecas, problemas de piel, síndrome del intestino irritable…  insistimos: conviene ser muy cuidadoso con este tipo de afirmaciones, porque es difícil que un solo alimento cure una enfermedad, aunque sí es posible que su incorporación a (o, en otros casos, su eliminación de) la dieta colaboren en la mejoría de un estado físico o mental.

En definitiva: no estamos ante el bálsamo de Fierabrás, esa poción mágica capaz de curar todas las dolencias del cuerpo humano, pero es indudable que el pan de espelta (ojo, elaborado con harina integral de espelta, para no eliminar muchos de los nutrientes que aporta) es un aliado de la buena salud y el bienestar, siempre que lo comamos como parte de una dieta equilibrada, de nada sirve meterse entre pecho y espalda una hogaza de pan de espelta al día si el resto de lo que comemos es inadecuado o perjudicial.

Si deseas más información, contacta con nuestro equipo de Clínicas Fernández Blanco, llama al 915 54 09 24 (Madrid) o al 952 850 468 (Marbella, Málaga).

« Anterior
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *