fbpx

Principales miedos de someterse a una cirugía

miedo-a-la-cirugía

Someterse a una cirugía nunca es una cuestión agradable. Muchos pacientes quieren mejorar su imagen, pero ven con temor la hora de entrar a quirófano y muchas veces esto llega incluso a disuadirles. A esto hay que sumarle el miedo a que los resultados no sean los deseados, algo muy común.

En este post trataremos algunos de los miedos más frecuentes que padecen los
pacientes.

1) Miedo a la anestesia

El miedo más frecuente que tienen los pacientes suele ser la anestesia. es un motivo común por el que muchas personas rechazan someterse a una operación de cirugía estética. Seguramente, en algún momento de la vida, todas las personas se verán involucradas en una operación que precise de anestesia.

Primero hay que diferenciar los tipos de anestesia que existen:

  • Anestesia local: El paciente se mantiene despierto, pero se le administra un fármaco que insensibiliza la zona a tratar. Su riesgo es muy bajo.
  • Anestesia general: Se duerme al paciente con medicamentos que se pueden administrar vía intravenosa o pulmonar. Este tipo de anestesia es el que más la que más dudas genera.

Los pacientes que tengan miedo a la anestesia deben estar tranquilos. Gracias a los avances en medicina, la seguridad de emplear este procedimiento se ha incrementado notablemente y es en la inmensa mayoría de casos completamente seguro.

Lo mejor para sobrepasar este temor es el conocimiento. La valoración pre-anestésica es crucial y nunca debe ser prescindible. Es el momento en el que el paciente debe dar a conocer todo su historial médico, así como patologías o hábitos nocivos como exceso en el consumo de alcohol y de tabaco. Por ejemplo, una persona que tiene daños en algunos de sus órganos debe hacerse un examen más minucioso. En esta etapa es necesario despejar todas las dudas que pueda tener el paciente para que esté más tranquilo y se enfrente a la anestesia sin miedo y con el menor estrés posible, ya que gran parte de los resultados dependerán de su estado anímico.

Además, durante la intervención, el anestesista estará en todo momento al lado del paciente, vigilando sus constantes vitales y que todo vaya correctamente.

Según datos estimativos de los distintos Institutos Nacionales de Salud, solo 1 de cada 250.000 pacientes sufren algún tipo de complicación durante una anestesia general, mayoritariamente provocadas por desconocimiento del historial clínico del paciente.

Es una cifra insignificante comparada con la cantidad de operaciones que se realizan.

2) Miedo a que los resultados no sean los deseados

Otro de los grandes miedos que profesan los pacientes es que los resultados no sean los esperados y que no encajen con sus deseos. Cada cuerpo es un mundo y los resultados y las posibilidades dependen en gran parte del lienzo sobre el que se trabaje y del cirujano que realice la operación.

Es por ello que a la hora de someterse a una operación no se debe valorar más el gasto económico que el prestigio y profesionalidad del cirujano. Muchos pacientes se ven abocados a segundas cirugías debido a esta cuestión y, aunque pueden arrojar buenos resultados, no tendrán la misma calidad que si desde un primer momento se hubiesen puesto en manos de un buen cirujano.

El éxito de un cirujano depende casi por completo de su prestigio. Por ello, el médico tratara de que los resultados de la operación sean los mejores. Es decir, hará todo lo posible para que cumplan los deseos del paciente.

3) Miedo a la infección después de la operación

Otro de los temores que asolan a los pacientes es el miedo a sufrir una infección. Esta puede por ocurrir por varios motivos como una mala praxis por parte del cirujano o un posoperatorio inadecuado.

Para minimizar la posibilidad de sufrir una infección, los especialistas en
infectología recomiendan acudir a cirujanos y médicos avalados por las organizaciones que reúne a ese colectivo.

Como hemos mencionado unas líneas más arriba, cuidado en el posoperatorio es crucial para evitar que aparezca una infección y por ello deben seguir al pie de la letra y en todo momento las indicaciones del médico.

Dr. Alfredo Fernández Blanco

El cirujano plástico Dr. Alfredo Fernández Blanco se destaca en su rama de la medicina, como el mejor cirujano de mamas, además es pionero en las llamadas cirugías secundarias o de las secuelas. Con más de 30 años de experiencia y miles de casos de éxito, sigue logrando los resultados más naturales que se pueden esperar en una operación de cirugía estética.

COOKIES

Esta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Functional

AnalíticasEsta web solo instalará cookies analíticas y de publicidad comportamental si usted lo acepta expresamente.

- Las cookies _ga son propiedad de Google Analytics y sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

- Las cookies Doubleclick son propiedad de Google Inc. y sirven para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Podrá revocar este consentimiento, obtener más información e informarse de sus derechos en la Política de cookies.